Biología

Inicio Ecología Biomas: La tundra

Biomas: La tundra

Publicado por Ramón Contreras

En ecología se definen los biomas como grandes regiones del planeta que cuentan con una estructura ecológica similar, del mismo modo un ecosistema es una región con una climatología similar y que forma, al mismo tiempo, una unidad biológica. Sea pues la categoría ecológica que se utilice, se denomina tundra a una región geográfica con unas características climáticas concretas y que posee una fauna y flora propia, diferente del biotopo (flora y fauna) de otra región.

caribou_tundra

La palabra tundra viene del ruso, lengua en la que significa llanura sin árboles. Lo cual puede dar algunas pistas sobre qué tipo de formaciones vegetales vamos a encontrar, o más correctamente, cuales no vamos a encontrar. La tundra es el bioma característico de las zonas más cercanas a los polos, sin llegar a ser un desierto helado, puedes leer más sobre ellos en el artículo de desiertos aquí. Son pues los biomas terrestres cercanos a los polos, se encuentran entre los 45° y los 60° de latitud tanto en el hemisferio norte como en el sur. Por lo que la mayoría de tundras se encuentran en el hemisferio norte, donde la masa emergida cercana a los polos es mayor. Encontramos tundras en Siberia, Alaska, norte de Canadá o Groenlandia. Sin embargo, también podemos encontrar tundras en Chile y Argentina.

Las condiciones climatológicas de las tundras son muy rigurosas. Son climas extremadamente fríos, en ellos se pueden llegar a registrar temperaturas de -70 °C durante el invierno con una temperatura media de -28 °C. En verano la temperatura aumenta al rango comprendido entre el 0 y los 10°C. Los veranos son cortos y en ellos llueve de forma ligera, el resto del año solo nieva. El subsuelo permanece congelado todo el año, denominado permafrost. Debido a la poca disponibilidad de agua de este bioma muchas veces se considera un desierto. La capa superficial del suelo se descongela durante el verano, en esa época se denominan pantanos o turberas. En ellas se libera carbono en forma de CO2. La tundra retiene, junto con la taiga, un tercio del carbono del planeta. Una enorme fuente energética y que si se descongelase provocaría un aumento del efecto invernadero.

La faunay la flora de este ecosistema son muy limitadas, tanto en su diversidad, como en su cantidad de biomasa total. Las especies arbóreas no pueden crecer en este ecosistema debido a las bajas temperaturas, a la gran fuerza del viento de estas regiones, el escaso fotoperiodo (las horas de luz son muy pocas) y la poca cantidad de nutrientes que contiene el suelo. El suelo de la tundra suele estar compuesto por roca madre desnuda o permafrost, donde las raíces no tienen sitio para sostener a un árbol. Por otra parte la vegetación como líquenes y musgos (sin raíces verdaderas) o pequeños arbustos muy achaparrados son los únicos que pueden vivir en tan poco sustrato y con esos vientos tan fuertes. En verano las gramíneas y las ciperáceas forman pastos de muy baja estatura.

La fauna está muy adaptada al clima y muchos de ellos tienen pelajes blancos. Se compone de grandes mamíferos, como osos polares, ciervos y caribús, y otros más pequeños como lobos y focas. Hay muchas aves que emplean la tundra como lugar de reproducción por la falta de depredadores, aunque estas aves migran al sur durante la estación fría.

Categorías: Ecología

Un comentario para “Biomas: La tundra”