Biología

Inicio Botánica Plantas Compuestas

Plantas Compuestas

Publicado por Ramón Contreras

Las plantas compuestas son las angiospermas más importantes a nivel de diversidad del planeta, seguidas de las orquídeas, las leguminosas (de las que puedes informarte leyendo nuestro artículo aquí) y de las gramíneas (cuyo artículo puedes leer aquí).

Las bracteas blancas rodean a la inflorescencia donde se encuentran las dimunitas flores.

Las bracteas blancas rodean a la inflorescencia donde se encuentran las dimunitas flores.

Filogenia: Las plantas compuestas son las componentes de la Familia Asteraceae (o Compositae, aunque este nombre se continua usando por razones históricas no cumple las reglas de nomenclatura botánica). Estas plantas de la División Magnoliophyta (que corresponde a las llamadas angiospermas por otros sistemas de clasificación), clase Magnoliopsida y Orden Asterales cuenta con una gran variedad de especies, unas 23.000, distribuidas en unas 10 subfamilias. Filogenéticamente forman un grupo monofilético muy reconocible tanto por sus características morfológicas como moleculares. Si bien la filogenia hasta llegar al taxón de familia está muy claro, los autores tienen diferencias sobre en cuantas subfamilias o tribus habría de separarse a las compuestas. Su origen parece ser Gondwana oriental (la actual Australia y Sudáfrica) desde donde se expandieron hacia occidente llegando a la zona de la actual América del sur desde donde migraron al norte y a la Antártida, antes de su separación.

Descripción: las Asteraceae son una familia de plantas con flores en su mayoría herbáceas, aunque también hay miembros leñosos y arbustivos, siendo más frecuente que sean anuales o bianuales que perennes. Pueden secretar o no, látex o resina. La estructura floral de las compuestas es muy compleja por lo que se dice que son las dicotiledóneas más evolucionadas. La polinización la llevan a cabo insectos a los que los granos de polen se enganchan con las espinas que tienen a tal efecto.

La inflorescencia es la característica común a toda la familia. La inflorescencia es de tipo capítulo: un receptáculo formando un disco grueso o clinanto rodeado de brácteas (falsos pétalos normalmente coloreados). Sobre el clinanto se agrupan las flores sésiles con o sin su propia bráctea. Las flores hermafroditas pequeñas se caracterizan por tener, en general, 5 piezas de cada; 5 estambres, cinco pétalos (normalmente fusionados).

Reproducción: Las compuestas presentan casi todos los sistemas de reproducción. Al ser hermafroditas algunas pueden autofecundarse (autógamas) y otras son incapaces de ello (alógamas), cuyo sistema de incompatibilidad polen- pistilo se encuentra en un único gen “S”. Bastante generalizado dentro de las compuestas está la reproducción por apomixis. Las Poaceas, gramíneas, y las Rosaceas también presentan este tipo de reproducción. La apomixis es un tipo de reproducción asexual en el que de una ovocélula sin ser fecundada, dando plantas genéticamente idénticas a la madre. Esta estrategia reproductiva es vital para aquellas especies autopoliploides, que tienen más de dos copias de cada cromosoma y por lo tanto la meiosis sería desigual en la formación de gametos.

Distribución y hábitat: El increíblemente amplio número de especies que tiene la familia de las Asteraceae hace posible que este grupo esté presente en todo el mundo desde los polos hasta el trópico, desde la alta montaña o los pantanos hasta los desiertos. Aunque se puede ver una preferencia por las zonas templadas y subtropicales.

Usos humanos: las compuestas tienen más de 40 especies de uso humano. Entre ellas se cuentan las lechugas, el girasol, la manzanilla y sobretodo su uso ornamental como la caléndula o la tan socorrida margarita.

Categorías: Botánica

2 comentarios para “Plantas Compuestas”