Biología

Inicio Botánica Menta piperita

Menta piperita

Publicado por Ramón Contreras

La menta piperita es una especie híbrida del género Mentha, del cual puedes aprender más en nuestro artículo aquí.

El nombre científico de este híbrido es Mentha x piperita. Para diferenciar una especie híbrida de una especie verdadera se pone una x delante del nombre de la especie simbolizando que surge por cruzamiento entre dos especies.

EL borde de la hoja de menta piperita no es tan dentado como el de la hierbabuena.

EL borde de la hoja de menta piperita no es tan dentado como el de la hierbabuena.

La Mentha x piperita es el producto del cruce de dos miembros del género Mentha, Mentha spicata la hierbabuena del mojito y Mentha aquatica menta acuática o de agua. A parte de este híbrido pueden darse más cruces entre miembros del género Mentha. En estado natural estos dos miembros del género pueden compartir un mismo hábitat, normalmente cerca de zonas húmedas en las que vive la menta acuática, que tiene mayores requisitos. Ambas especies pueden formar semillas híbridas que resultarán en la menta x piperita o pipermín. La menta piperita se encuentra en lugares húmedos y su distribución natural es en Europa en zonas templadas.

Las plantas híbridas que se obtienen de este cruce son estériles, como la mayoría de híbridos. Puedes saber más sobre especies híbridas en nuestro artículo “evolución por hibridación interespecífica” aquí .

Pero si son estériles ¿cómo consiguen sobrevivir estas especies? En el artículo puedes ver otros sistemas pero en esta especie concreta, la menta piperita, se produce una renovación de los individuos por reproducción asexual. Las mentas poseen unos rizomas subterráneos que permiten almacenar alimentos y sobrevivir en malas condiciones, sin embargo, en la menta piperita este rizoma adquiere mucha mayor importancia, puesto que del mismo rizoma pueden surgir varios tallos. Estos tallos a su vez generarán sus propias raíces y se irán extendiendo por la superficie colonizable, de tal manera que se multiplicarán los rizomas conectados y que ante cualquier rotura pueden seguir viviendo aislados, por lo que el número de individuos de la especie aumenta. Este sistema del que se aprovecha este híbrido estéril para sobrevivir lo usan otras plantas híbridas y naturales como por ejemplo el bambú.

Es frecuente que se confunda el pipermín con la hierbabuena (Mentha spicata, también conocida como Mentha viridis) debido a su enorme parecido. Sin embargo, el ojo entrenado podrá diferenciarlas, la piperita tiene el tronco de color rojizo mientras que la hierbabuena lo presenta verde. Por otro lado la hoja de la hierbabuena es de forma lanceolada con el borde muy serrado mientras que el borde del pipermín no es tan marcado, solo es dentado y no posee tantos pelos en el envés de la hoja. El color de las hojas de la menta piperita suele ser de un verde más oscuro que en las hojas de hierbabuena, lo que hace suponer su mayor concentración de mentol, el principio activo de ambas plantas.

El mentol, un aceite esencial que está presente en todas las especies de Mentha. Existen diferencias de concentración entre las especies y por eso de forma tradicional se ha empleado la menta piperita para su obtención como saborizante tanto de alimentos como de cosméticos y en ocasiones como colorante verde.

La menta piperita es una de las especies que más se cultiva de todo el género debido a su fácil cultivo y a sus altas concentraciones de mentol. LA UICN la califica en un estado de conservación de «preocupación menor«.

Categorías: Botánica

2 comentarios para “Menta piperita”