Biología

Inicio Bioquímica El fósforo el cuello de botella de la vida

El fósforo el cuello de botella de la vida

Publicado por Ramón Contreras

El fósforo (cuyo símbolo químico es P) es uno de los componentes esenciales para la vida tal y como la conocemos en la Tierra. Seguramente hayas oído nombrar las siglas CHONPS para los elementos indispensables para formar cualquier forma de vida que conozcamos. De todos ellos los dos últimos son los menos frecuentes. CHON (carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno) son necesarios para formar todas las moléculas de la llamada química orgánica, el fósforo es esencial para formar los fosfolípidos de las bicapas celulares y además para la síntesis del La estructura del ADNADN y el ARN, por no hablar de su papel fundamental en elmetabolismo energético en forma de (ATP y ADP, adenina trifosfato y difosfato). Por último el azufre (S) es indispensable para 2 aminoácidos, la cisteína y la metionina, por lo que sin él no se puede vivir. Los 4 primeros elementos se encuentran entre los más abundantes del planeta (el hidrógeno es el más abundante, el oxígeno es el tercero más abundante, el carbono el cuarto y el nitrógeno el sexto). Pero como ya hemos dicho, es el fósforo el que permite la formación de dos de las estructuras que definen la vida, la membrana celular y el material genético y heredable. Sin estas dos estructuras no podemos hablar de vida.

El famoso escritor (y eminente químico) Isaac Asimov ya citó al fósforo como el cuello de botella de la vida. Cuando los agricultores esparcían estiércol sobre sus campos para abonarlos no sabían qué estaban poniendo. La llegada de la ciencia y el siglo XX mostró que lo que las plantas tomaban del insumo era fósforo, nitrógeno y potasio. Estos elementos se podían extraer de los minerales y con ello preparar abonos químicos. Este paso clave de la famosa Revolución Verde de 1940 dio de comer a millones de personas y permitió el aumento de la población humana de forma exponencial hasta la actualidad. Sin embargo, el fósforo tiene una doble cara. El uso indiscriminado de abonos con este elemento para aumentar los rendimientos en los campos acaba contaminando el agua de las zonas agrícolas y cercanas a las ciudades. En este agua las algas son las que se benefician de este fósforo abundante y empiezan a crecer descontroladamente causando una eutrofización del medio (de forma similar al bloom de algas rojas). Como resultado las algas acaban con el oxígeno del agua y todo ser vivo del agua muere.

Por otra parte, los minerales que contienen fosfatos, la roca de fósforo son un compuesto limitado en el mundo. Los principales productores actualmente son Marruecos y China, aunque otros países como EE. UU. tienen sus reservas. Sin este compuesto la producción agrícola no puede sostenerse a los niveles actuales. Es por eso que muchos países ya empiezan a desarrollar tecnologías para recuperar el fósforo de las aguas residuales. Como ya hemos nombrado el estiércol contiene gran cantidad de fósforo, pues de la misma manera lo encontraremos en los desechos humanos y en bastantes productos de limpieza. Esto hace que las aguas urbanas deban ser tratadas antes de soltarse al ciclo acuático para impedir la eutrofización del medio natural. No solo para evitar la contaminación, sino por el posible beneficio de generar sus propios abonos fosfatados y no depender de la importación de terceros. La inversión a nivel mundial para encontrar tecnologías eficientes en la eliminación del fósforo del agua residual primero y la obtención de compuestos fosfatados más recientemente puede ser más una oportunidad que una solución a la contaminación de las aguas.