Biología

Inicio Bioquímica, Genética La estructura del ADN

La estructura del ADN

Publicado por Pablo Morales

La estructura del ADN fue descrita en 1953 por Watson & Cric, como resultado de la integración de múltiples conocimientos que sistematizaron en la construcción de un modelo que era “demasiado bello para no ser verdad” como afirmó James Watson en su libro “la doble hélice”.

El ADN está formado por dos cadenas helicoidales constituidas  por nucleótidos que se enroscan alrededor de un eje común, con orientaciones opuestas (antiparalelas), con las bases nucleotídicas dispuestas hacia el interior de la hélice. Cada nucleótido está constituído por una base, una molécula de desoxirribosa y una molécula de fosfato. Las bases pueden ser púricas – la adenina (A) y la guanina (G), o pirimídicas – la citosina (C) y la timina (T).

ADN

Los diferentes nucleótidos usados para la síntesis de la cadena de ADN son los ácidos adenílico (a base de la adenina), timidílico (la base de la timina), citidílicos (la base de la citosina) y el guanílico (base de la guanina).

A lo largo de las cadenas de ADN se distribuyen las secuencias de bases correspondientes a los cerca de 30 mil a 40 mil genes codificadores de la información hereditaria que se calcula que sean utilizados por la especie humana durante la ontogénesis de cada individuo.

El esqueleto de cada hélice está formado por los enlaces longitudinales entre el azúcar de un nucleótido y el fosfato del nucleótido siguiente, a través de los átomos de carbono 5′ y 3’ de la molécula de desoxirribosa (figura a continuación). Los nucleótidos tienen polaridad, lo que es indicado para cada cadena, por la notación 5’ ==> 3’.

ADN2

Estructura del ADN . Las dos cadenas de ADN están dispuestas en sentido opuesto: la cadena “sense” en la dirección 5’ ==> 3’ y la cadena “antisense” en la dirección 3’ ==> 5’. La espina dorsal del ADN está constituída por dos cadenas de moléculas de desoxirribosa y fosfato, las desoxirribosa se ligan a las bases nucleotídicas adenina (a), timina (t), citosina (c) y guanina (g). El emparejamiento de las bases ocurre entre T-A y C-G. Entre A y T se establecen 2 puentes de hidrógeno y entre C y G se establecen 3 puentes de hidrógeno.

Las bases de una hélice se emparejan de forma complementar con las bases de la otra hélice, de forma que enfrente a una adenina queda siempre una timina y en frente de una citosina queda siempre una guanina, enlazadas por puentes de hidrógeno, siendo dos entre A y T y tres entre C y G.

Los puentes de hidrógeno constituyen las principales fuerzas de enlace de las dos cadenas de ADN de una doble hélice.  Los fragmentos de la doble hélice que contienen una mayor cantidad de pares de bases G-C son mas estables que los fragmentos en que predominan los pares A-T.

En una cadena de ADN el número de bases A y T es igual, así como el número de bases C y G. Sin embargo la proporción de pares AT y CG es variable dependiendo de la especie. En humanos el valor promedio es 39% para el par CG.

Categorías: Bioquímica, Genética