Biología

Inicio Bioquímica, Biotecnología, Fisiología Animal Dieta y nutrición en el ser humano

Dieta y nutrición en el ser humano

Publicado por Ramón Contreras

Cada especie de ser vivo tiene unos requerimientos nutricionales diferentes. Para satisfacer estas necesidades el individuo tiene que tomar del medio las sustancias necesarias para vivir, tiene que alimentarse. Se entiende como dieta al conjunto de las ingestas que se hacen a lo largo de un día. Una dieta es equilibrada si cumple con los requisitos del cuerpo, aporta energía suficiente para crecer y mantener las estructuras del cuerpo, órganos y tejidos. Además cada especie tiene un número de sustancias indispensables para la vida pero que no puede sintetizar a partir de otras. Éstas se denominan vitaminas, y en cada especie son diferentes. Por lo que cada especie necesitará una dieta diferente para aportarle esas vitaminas.

EL 50% de la energía debe obtenerse de los hidratos de carbono.

EL 50% de la energía debe obtenerse de los hidratos de carbono.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) una mujer adulta debe consumir entre 1.500 y 2.000 Kcal/día y un hombre entre 2.000 y 2.500 Kcal/día. La cantidad varía dependiendo de la actividad física que realice cada persona. Puedes saber lo que son las Kcal (kilocalorías) en nuestro artículo aquí.

La dieta debe variar con la edad, el peso y la estatura. Un joven adulto de 16 años puede ingerir hasta 3.000 kcal/día para su crecimiento y más si realiza algún tipo de actividad física. Por otra parte una mujer embarazada o lactante deberá aumentar su ingesta calórica con el fin de hacer frente a la formación de la vida que crece en su interior y la producción de leche posterior.

Los estudios actuales parecen indicar que el 50% de esta energía diaria debe ingerirse en forma de hidratos de carbono. Como por ejemplo pan, pasta u otros derivados de cereales. En menor media, un 35% debe obtenerse de los lípidos, las grasas. Dando preferencia a las de origen vegetal sin refinar por tener un mayor contenido de lípidos mono y poliinsaturados. Puedes leer más sobre las moléculas esenciales para la dieta en nuestro artículo aquí y aquí.

Se ha establecido un mínimo de energía para que un cuerpo humano funcione correctamente, al que comúnmente se denomina “gasto energético basal”. Estas calorías, unas 1.200 diarias para mujeres y 1.500 para hombres, representan la energía que gasta el cuerpo humano en mantenerse funcionando, sin ningún tipo de actividad extra, como caminar o moverse. Por debajo de estas cantidades el cuerpo empieza a autoconsumirse para poder mantener el cerebro en funcionamiento, el corazón latiendo, etc.

Es importante remarcar que una dieta vegetariana en el ser humano es posible, pero debe estructurarse muy bien. Las necesidades del cuerpo humano, en cuanto a vitaminas, se satisfacen en mayor medida y más fácilmente con una dieta omnívora. Las frutas y verduras suelen carecer de algún componente, por lo que se tienen que suplir bien con otro vegetal que sí lo contenga, bien con suplementos vitamínicos.

Como se puede observar la mayoría de la energía que se consume a lo largo de un día corresponde al gasto energético basal. El margen entre el gasto energético basal y el mínimo de la cantidad diaria recomendada es muy poca, por lo que una dieta para adelgazar tiene que tomarse con precauciones y bajo recomendación médica.

Es importante que antes de empezar con una dieta, ya sea de adelgazamiento, para diabéticos o celiacos, para muscular o para mantener una vida sana y equilibrada consulte a un especialista titulado, por ejemplo, en nutrición o endocrinología.

Categorías: Bioquímica, Biotecnología, Fisiología Animal

Un comentario para “Dieta y nutrición en el ser humano”