Biología

Inicio Biología celular, Bioquímica Micronutrientes y microelementos necesarios en la dieta

Micronutrientes y microelementos necesarios en la dieta

Publicado por Ramón Contreras

Una mente propensa a la obviedad podría pensar que los micronutrientes son aquellos alimentos de muy pequeño tamaño, como las pipas o la sémola. Sin embargo, cuando nos referimos a micronutrientes estamos pensando a una escala realmente pequeña, pero no en el tamaño del alimento, sino en la cantidad de ese elemento que debe incorporar la dieta. También denominamos elementos traza o microelementos a los micronutrientes.

La dieta debe incorporar ciertos compuestos que son indispensables para la vida, el caso más conocido es el de las vitaminas. Su presencia en la dieta es fundamental para que el organismo funcione. Sin embargo, existen otras sustancias que deben ser incorporadas a la dieta más allá de los lípidos, los azúcares y las proteínas. En general los micronuetrientes son elementos químicos que juegan un papel esencial en algún punto del metabolismo ya sea creando el centro activo o un punto de doblamiento de la proteína o algo similar. Las vitaminas son los más conocidos, pero existen mucho tanto orgánicos, como el ácido fólico, como inorgánico como el zinc, el calcio o el sodio.

Los elementos que forman la materia orgánica son principalmente 6: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo, sulfuro -que muchas veces los nombramos como CHONPS-. Todos ellos como parte indispensable de la materia orgánica son incorporados en la dieta en grandes cantidades, por lo que su consumo está garantizado. Sin embargo, otros elementos químicos como el oro, el hierro, el molibdeno o cobre son indispensables para muchos seres por lo que su dieta debe introduciros, en caso contrario es posible que ocurran serios problemas que pueen llegar a desembocar en la muerte del individuo.

El hierro es un caso muy conocido. El hierro, debido a sus electrones libres y a sus valencias, es el elemento central del centro captador de oxígeno en las moléculas de hemoglobina. Por suerte, la carne de la dieta proporciona el hierro necesario para suplir el que se pierde. Pero además seguro que puedes pensar dos o tres vegetales que contienen hierro, como las espinacas o las lentejas.

La sal proporciona varios de los micronutrientes que necesita el cuerpo. Yodo, Cloro y Sodio, son los principales componentes de la sal de mesa. Gracias a ella el cuerpo humano recibe un aporte extra, puesto que una dieta equilibrada contiene las cantidades necesarias. El cloro y el sodio son empleados para trasmitir el impulso nervioso. Junto con el calcio -otro de los microelementos importantes y no solo para los huesos- las neuronas utilizan el cambio de concentración dentro y fuera de sus membranas plasmáticas para que el impulso nervioso avance por los axones y dendritas.

Diferentes organismos necesitarán diferentes cantidades de los elementos. Por ejemplo las plantas necesitan incluir magnesio entre los nutrientes que absorben puesto que el centro catalizador de la clorofila cuenta con una molécula de magnesio. Por otro lado, el magnesio, si bien es necesario para los animales, no les resulta tan fundamental para su funcionamiento y la mayoría del que se ingiere en las plantas es desechado.

Otros microelementos pueden ser el níquel -casi el 90% de las hidrogenasas lo necesitan para su centro activo-, cobre -también presente en la clorofila y en la formación de glóbulos rojos entre otras funciones-, selenio, vanadio, estaño, cobalto, cromo -cuya función biológica todavía no está clara-, etc.

Categorías: Biología celular, Bioquímica