Biología

Inicio Ecología, Fisiología Animal Organismos homeotermos y poiquilotermos

Organismos homeotermos y poiquilotermos

Publicado por Victoria González

Un organismo homeotermo, dentro del rango de temperatura que puede soportar, es capaz de mantener una temperatura constante e independiente a la del ambiente. En teoría, son capaces de mantener siempre el mismo ritmo de actividad. En los poiquilotermos, en cambio, la temperatura corporal varía con el ambiente y su actividad depende de él.

La diferenciación entre homeotermos y poiquilotermos no está claramente delimitada, hay un gradiente entre los poiquilotermos estrictos y los homeotermos perfectos. Aunque se suelen considerar como homeotermos los mamíferos y las aves, por ejemplo las especies del género de murciélagos Plecotus, a pesar de ser mamíferos, no tienen mucha capacidad de regulación. Y, por otro lado, hay especies de reptiles y de plantas que se comportan casi como homeotermos.

Los poiquilotermos pueden conseguir una cierta regulación de su temperatura a través del comportamiento, por ejemplo mediante la heliorregulación: se colocan al sol para almacenar calor. La homeotermia, por otro lado, tiene sus inconvenientes, ya que se consigue gracias a generar grandes cantidades de calor a través del metabolismo. Por ejemplo, las serpientes – poiquilotermos-, sobreviven mejor a bajas temperaturas que los ratones – homeotermos-, pues ellas inactivan su metabolismo y necesitan menos alimento, mientras que los roedores tienen que gastar más energía para mantener la temperatura corporal cuando la ambiental desciende.

Efectos de la variación de temperatura en poiquilotermos:
Los cambios de temperatura, como se ha comentado antes, afectan a la velocidad del metabolismo. La ley de Van`t Hoff indica que cuando la temperatura a la que se lleva a cabo una reacción química aumenta 10 grados, la velocidad de la reacción metabólica se multiplica por un factor o constante: Q10, que es característico de cada proceso metabólico.
En los poiquilotermos, además, el crecimiento juvenil debe ser rápido para completar cuanto antes el ciclo: a mayor velocidad de crecimiento la eficacia biológica será también más elevada. En estos organismos la velocidad depende de la temperatura, y por tanto la duración de su ciclo de vida también varía con la temperatura. En general, por debajo de los 12° C de temperatura corporal el crecimiento no es posible.

Mecanismos fisiológicos
de los homeotermos:
Tienen un metabolismo acelerado, y pueden regular la velocidad del mismo en función de la temperatura. Si aumenta la temperatura ambiente, la velocidad metabólica disminuye, y viceversa. Por ello, suelen mantener una actividad metabólica superior a la necesaria, ya que este exceso se destina a la producción de calor. Cuando la temperatura ambiente sube excesivamente, sin embargo, ya no es posible esta regulación. Por otro lado, estos organismos también presentan mecanismos de aislamiento como capas de grasa, plumas y pelo.

A nivel de eficacia biológica, los poiquilotermos suelen ser más eficientes, ya que la homeotermia supone un coste energético muy elevado. Por ejemplo, los insectos son organismos con alta eficacia biológica. Los insectívoros, que suelen ser mamíferos de pequeño tamaño, son muy poco eficientes, ya que más del 99% de la energía que producen se pierde en el mantenimiento de la temperatura corporal. La homeotermia solo es ventajosa cuando, gracias a esa gran inversión en mantenimiento, el organismo consigue vivir más tiempo y se reproduce más veces.

Categorías: Ecología, Fisiología Animal

Realizar un comentario