Biología

Inicio Taxonomía, Zoología Vertebrados

Vertebrados

Publicado por Ramón Contreras

Cuando hablamos de vertebrados se suele hacer referencia a mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces. Aunque existen otros grupos taxonómicos como los condrictios o los marsupiales más conocidos, se podría incluir también a los mixinos dentro de vertebrados. En cualquier caso, Vertebrata es un subfilo dentro del Filo de los cordados (Chordata) y comprende un número relativamente pequeño de especies, en comparación con otros grupos como los insectos. Vertebrata cuenta “tan solo” con alrededor de 55.000 especies. La característica definitoria del grupo es, evidentemente, la presencia de una columna vertebral. Es decir, un esqueleto axial metamerizado ya sea de hueso o cartílago. Además todos cuentan con una pieza craneal que protege el centro nervioso, el cerebro. Aunque estas dos son sus características principales cuentan con otras propiedades que los diferencian del resto de animales y que son comunes a la anatomía de todos ellos, veámoslas:

Como parte de los cordados, los vertebrados cuentan con un sistema nervioso centralizado en el encéfalo y una notocorda, que posteriormente evolucionó en la espina dorsal. Fue esta disposición nerviosa lo que llevó en primer lugar a la formación de los vertebrados, debido a la necesidad de proteger el sistema nervioso. Además de este sistema nervioso central, los vertebrados cuentan con un sistema nervioso periférico que va desde el sistema central a todos los órganos y extremidades.

El sistema tegumentario, el tegumento o piel, suele ser el órgano más grande del cuerpo, puesto que lo recubre completamente. En vertebrados cumple una amplia variedad de funciones, tantas como las variaciones que presenta. Forma estructuras dérmicas como las escamas, las conchas de los reptiles o los cuernos de los mamíferos. Además el tegumento da lugar a glándulas (como las mamarias o venenosas) y formaciones epidérmicas como el pelo, las plumas, garras uñas, picos, etc.

Aprovechando la presencia de la columna vertebral este grupo de animales presenta un sistema locomotor bastante conservado, con simetría bilateral y con número de extremidades pares. La locomoción está adaptada al medio acuático, en el que apareció el grupo, aunque posteriormente se adaptaron a la tierra, alargando las aletas, formando los quiridios, que darían lugar a las extremidades de 5 dedos que comparten todos los terrestres.

Los aparatos circulatorio y respiratorio presentan grandes similitudes en todos los vertebrados. El primero con un sistema de bombeo con un corazón y dos circuitos que pueden comunicarse o no. Mientras que el sistema respiratorio se basa en la extracción de oxigeno del medio y la incorporación de este a la sangre, por los eritrocitos (en lugar de, por ejemplo, su difusión por traqueidas como en los insectos). Además, presentan el sistema linfático para recoger el líquido intersticial y un sistema endocrino muy perfeccionado que gracias al sistema circulatorio envía señales de un órgano a otro sin necesidad de conexiones nerviosas.

El aparato digestivo tiene la misma estructura de faringe, estómago, intestinos y ano. Por su parte el aparato excretor está muy desarrollado en comparación con otros cordados puesto que permite la vida de los vertebrados en lugares con una diferencia osmótica notable a la del interior de su cuerpo.

Finalmente, la reproducción sexual es común a todos los vertebrados y salvo algunos casos de hermafroditismo en peces los sexos se encuentran separados.

Categorías: Taxonomía, Zoología