Biología

Inicio Zoología Toros de lidia

Toros de lidia

Publicado por Ramón Contreras

El término toro de lidia o bravo comprende a los machos de una variedad de castas de la subespecie bovina formada por los toros y vacas.

Filogenia: los toros bravos pertenecen a la especie Bos primigenius, la subespecie taurus o también denominada Bos taurus. De esta manera se diferencia a todos los toros y vacas de los uros y cebúes originarios del Este europeo. Actualmente en los toros de lidia se tiene muy en cuenta la filogenia y el pedigree de los toros. Existen cinco castas fundadoras dentro de la subespecie y cada una presenta unas características morfológicas que permite, a un ojo entrenado, diferenciarlas. Cada casta corresponde a un genotipo diferente.

Descripción e historia de las castas: el trapío se compone de los rasgos morfológicos y de comportamiento observables a simple vista en los toros de lidia. Todas las castas son de especial bravura, aunque muestran diferencias en su trapío.

Un toro de lidia puede pesar entre 300 y 500 kilos de puro músculo.

Un toro de lidia puede pesar entre 300 y 500 kilos de puro músculo.

La casta Cabrera incluye a los toros de Miura donde se tienen los arboles genealógicos de sus toros desde 1850, son toros altos y de patas potentes, con frecuencia de pelaje negro.

La casta Jijona famosa en el siglo XIX hasta que el abuso de los cruces hizo que perdieran sus características genéticas diferenciadoras. Se caracteriza por su pelaje “colorao”.

La casta Navarra, actualmente extinta o con escasos miembros puros estaba formada por toros de montaña pequeños pero muy bravos y ágiles, de cuernos largos y potente embestida.

La casta Villahermosa fundada en 1772, es la de mejores resultados debido a unos cruces muy rigurosos. Es la única que se ha dividido a su vez en varias castas o encastes modernos. El 90% de los toros son en la actualidad de esta casta. Robusta y de pequeña cabeza con los cuernos finos y normalmente la punta un poco vuelta arriba.

La casta Vazqueña empezó en 1750 aunque después se cruzaron con reses de la casta Cabrera para ganar en tamaño y luego cruzando con individuos de la casta Villahermosa ganaron en nobleza y bravura. Finalmente también se ha cruzado con la casta jijona. Se reconocen por el pelo rizado de la cabeza, cuernos gruesos y vueltos arriba desde mediados del cuerno.

Comportamiento: los toros viven en manadas mixtas o de sexos separados si no son salvajes. Existe una jerarquía muy estricta en los machos. Los machos pelean para ser el “mandón” o líder de la manada, los perdedores son perseguidos y se vuelven muy peligrosos. La atracción por el color rojo es falsa y que su visión es en blanco y negro también. El toro se ve atraído por el movimiento y solo embestirá cuando se encuentra solo, en manada forma círculos con los cuernos hacia fuera y las crías dentro.

Distribución y hábitat: los toros de lidia son originarios de la península ibérica, aunque se han extendido en zonas de influencia hispana. Los toros de lidia viven, en manadas semisalvajes en dehesas o terrenos similares.

Interacción con el ser humano: los toros de lidia se emplean tanto en corridas de toros como en encierros y capeas (en los que no mueren), además su carne es muy apreciada y cara en mercados especializados. Al contrario que otros bóvidos los toros de lidia, han mantenido sus características salvajes de bravura e instinto de supervivencia por lo que son interesantes desde el punto de vista zoológico para comprender a los bóvidos salvajes.

Categorías: Zoología