Biología

Inicio Zoología Pepinos de mar

Pepinos de mar

Publicado por Ramón Contreras

Los pepinos de mar, cohomobros u holoturias son unos curiosos invertebrados que viven en los mares y océanos alrededor del mundo. A pesar de su aspecto un tanto extraño, forman parte de la gastronomía de muchas culturas relacionadas con el mar.

Filogenia e historia evolutiva: Los pepinos de mar son un grupo de invertebrados que se clasifica taxonómicamente en la Clase Holothuroidea, las holoturias. Se encuentran dentro del Filo Echinodermata (los equinodermos ), incluido en el Reino Animalia. La Clase de las holoturias se divide en 6 órdenes que, en total, consta de unas 1400 especies, repartidas en una veintena de familias. Estos órdenes son Apodida, Molpadiida, Aspidochirotida, Elasipodida, Dactylochirotida y Dendrochirotida. El orden Dendrochirotida es el más exitoso evolutivamente, puesto que cuenta con alrededor de 550 especies, entre los 90 géneros que lo componen.

Descripción: su tamaño es muy variable, desde pocos centímetros hasta los 5 metros de la mayor holoturia, Synapta maculata. Su tamaño medio, sin embargo, ronda los 20 cm de longitud. Estos invertebrados tienen aspecto vermiforme, tubular. Pueden presentar tentáculos rodeando la boca en las especies que no son filtradoras. La boca y el ano se situan en el extremo, no en contacto con el sustrato, como en otros equinodermos. Los tentáculos pueden ser simples, plumosos o planos. Interiormente tiene simetría radial. Su cuerpo lo recorren músculos longitudinales que se insertan en un anillo calcáreo que rodea la faringe. Estos músculos mueven tanto el cuerpo como los tentáculos. Su gruesa piel está cubierta de pailas y espículas. Su sistema ambulacral es interno y contiene líquido cefalorraquídeo, no agua de mar como en otros equinodermos.

Holoturia sobre fondo arenoso.

Holoturia sobre fondo arenoso.

Las holoturias son dioicas y poseen una única gónada por individuo. Tras eclosionar el huevo se forma una larva auricularia que se transformará en una doliolaria donde ya tiene tentáculos y parece un tonel. Finalmente la larva pentácula, con los tentáculos y los pies ambulacrales desarrollados metamorfoseará para dar el adulto, que vivirá casi 10 años.

Distribución y hábitat: Las holoturias son todas marinas. Pueden vivir tanto en aguas frías como cálidas. Normalmente viven en el lecho de las praderas oceánicas superficiales, a menos de 10 metros de profundidad. Por otra parte algunas especies pueden vivir a gran profundidad, en fosas oceánicas (donde las temperaturas rozan los 0ºC y tienen una profundidad de miles de metros). También pueden vivir en la zona intermareal. Es común en muchas especies que se entierren en fondos blandos. Las especies de menor tamaño forman parte del plancton y se desplazan flotando con las corrientes marinas.

Interacción con el ser humano: Las holoturias no son una especie de especial interés humano, sin embargo su consumo ha llevado a algunas especies al borde del peligro de extinción. Debido a su alimentación, no competitiva con los intereses humanos suelen gozar de relativa tranquilidad. Aunque los vertidos y la contaminación marina ha disminuido su número. En Asia, sobretodo en China o Japón se emplean para preparar varios platos como el sushi o en sopas. En estas regiones se desecan los músculos internos de la holoturia. Su precio puede llegar a ser astronómico y se dice que tiene poder afrodisiaco. También en España, en la costa de levante.

Categorías: Zoología