Biología

Inicio Zoología Los rumiantes

Los rumiantes

Publicado por Ramón Contreras

Los rumiantes son un grupo de mamíferos que se caracterizan por la forma de digerir el alimento. Puedes leer más sobre el sistema digestivo de estos vertebrados en el artículo que le dedicamos al tema aquí.

Filogenia e historia evolutiva: Los rumiantes convencionales se clasifican taxonómicamente en el suborden Rumiantia. Se encuentran dentro del Orden Artiodactyla de la Clase Mammalia. De igual modo pertenecen al Filo Chordata. Este suborden comprende 6 familias, 5 de ellas recogidas en el infraorden Pecora. Estas familias son Giraffidae, las jirafas, Cervidae, los cérvidos; Bovidae llamados bóvidos, es el grupo con mayor éxito evolutivo con unas 25 especies y varias subespecies. Dentro de los bóvidos encontramos tanto a los bueyes como a las ovejas y las cabras. Moschidae, que son los mósquidos o almizcleros y la familia Antolocapridae son unos rumiantes similares a los antílopes endémicos de Norteamérica. A parte de estas familias se tiene registro fósil de otras 12 familias más.

Muchas especies de rumiantes son africanas, como el niala (hembra) en la foto.

Muchas especies de rumiantes son africanas, como el niala (hembra) en la foto.

Descripción: Los rumiantes son vertebrados mamíferos, cuadrúpedos, artiodáctilos, eso quiere decir que amamantan a sus crías y tienen un número par de dedos de los que apoyan por lo menos dos en sus cuatro patas. Todos ellos presentan dimorfismo sexual, los machos suelen ser los únicos que tienen algún tipo de cornamenta sólida o hueca que pueden perder o no de forma anual y que utilizan durante la época de cortejo para luchar entre ellos y durante el resto del año para defender a sus manadas. Los rumiantes son herbívoros que se alimentan principalmente de pastos verdes u hojas jóvenes. Su digestión o rumia se caracteriza principalmente por la complejidad de su estómago y que regurgitan la comida para volverla a masticar, por eso es común ver a un rumiante siempre masticando aunque no haya cogido ningún alimento recientemente, por lo que tienen unos dientes que crecen durante toda la vida para hacer frente al gran desgaste que sufren.

Distribución y hábitat: los rumiantes se encuentran distribuidos en todos los continentes a excepción de la Antártida. Aunque alrededor del 90% de las especies son originarias de Eurasia y África. Diferentes especies de rumiantes están adaptados a vivir en climas que van desde los trópicos hasta las zonas árticas. Además existen especies que dentro de estos climas prefieren hábitats forestales, otros montañosos y otras especies se han especializado en praderas. Por lo que los rumiantes se pueden encontrar en casi cualquier medio. En la actualidad y debido a la acción del ser humano las especies domésticas se encuentran en gran número alrededor del mundo.

Interacción con el ser humano: La mayoría de especies de rumiantes son cazadas por el ser humanas (ciervos, rebecos, corzos cabras, etc.) o bien están domesticadas y forman parte del ganado, como las vacas, ovejas, cabras, renos o alces. Se calcula que el número de rumiantes domésticos ronda los 3,5 billones de cabezas. No es de extrañar, puesto que forman el principal grupo para el aporte de carne para los humanos. Se cree que las vacas, las ovejas y las cabras fueron domesticados durante el paleolítico en el 10.000, el 9.000 y 8.000 a. C. respectivamente, en oriente medio y la región de Asia menor. No solo la carne se aprovecha de los rumiantes sino que la piel, el pelo y la leche de varios de ellos es utilizada por el ser humano.

Categorías: Zoología