Biología

Inicio Zoología Los Nudibranquios

Los Nudibranquios

Publicado por Ramón Contreras

Los nudibranquios son un grupo de invertebrados poco conocidos pero bastante diversos que habitan los mares alrededor del mundo. Su corta vida, menos de unos 2 meses de media, y el hecho de que no tienen estructuras duras, ni esqueleto, ni exoesqueleto (no suelen dejar restos fósiles que se hayan podido estudiar) ha hecho que se conozca muy poco sobre su evolución o su diversidad en épocas pretéritas.

Todos los nudibranquios tienen unos colores muy llamativos para advertir de lo tóxicos que son.

Todos los nudibranquios tienen unos colores muy llamativos para advertir de lo tóxicos que son.

Filogenia e historia evolutiva: Los nudibranquios se conocen taxonómicamente como el suborden Nudibranquia. Pertenecen al Orden Opistobranchia, que se recoge en el Superorden de Heterobranchia de la subclase de las Orthogastropoda, taxón incluido a su vez en la clase Gasteropoda, los gasterópodos, del Filo Mollusca, los moluscos, del Reino Animalia. Las subdividiones intermedias entre Clase y Orden, que normalmente no se usan para otros grupos de seres vivos, son útiles en este caso debido a la amplia diversidad existente en los gasterópodos.

Los nudibranquios son un grupo bastante extenso. En la actualidad, según la clasificación del 2005 de Bouchet y Rocroi se dividen en dos subclados (puesto que el valor taxonómico de estas separaciones todavía es reciente). Euctenidiaceae y Dexiarchia. En conjunto suman alrededor de 50 familias, con un número muy superior de especies.

Descripción: Los nudibranquios son un grupo muy extenso pero con unas características comunes muy claras y definitorias. Todos tienen forma de gusano y sus branquias son externas (de ahí su nombre que significa branquias desnudas). Su morfología general incluye dos antenas musculosas delanteras con capacidad de recibir y transmitir estímulos externos, llamadas rinóforos. Su cabeza se diferencia poco del cuerpo. Se mueven reptando o nadando con movimientos de su musculoso pie, como los caracoles. Su vida media es de un mes, llegando excepcionalmente en algunas especies hasta el año. Su tamaño es variable desde los pocos centímetros hasta cerca de los 40 cm. Son las especies que viven en los fondos marinos las que alcanzan mayor tamaño. Los nudibranquios destacan por sus vistosos colores que alertan de su toxicidad. Algunos de ellos son capaces de mimetizar el entorno, otros simplemente tienen unos colores muy llamativos, simbolismo común en la naturaleza de las especies venenosas. Puedes leer más sobre la toxicidad de los nudibranquios en el artículo que le dedicamos al tema aquí (próximamente).

Los nudibranquios son carnívoros y detritívoros. Viven en fondos de piedra y arena indistintamente, donde cazan a otros invertebrados e incluso a otros nudibranquios. A parte de ellos mismos no tienen depredadores. Esto es debido a su toxicidad, pudiendo llegar a secretar ácido sulfúrico en determinadas especies. Esta capacidad de síntesis de toxinas está muy extendida entre los nudibranquios. Además algunos de ellos son capaces de asimilar las células urticantes de medusas y otros cnidarios que forman parte de su dieta y utilizarlos contra posibles depredadores.

Distribución y hábitat: todos los nudibranquios descritos hasta la fecha son marinos. Viven desde profundidades abisales, hasta en aguas costeras. La mayor diversidad de este grupo se encuentra en las aguas cálidas cercanas a los trópicos. Su vida es muy dependiente de los cambios climáticos estacionales, sobre todo de la temperatura.

Interacción con el ser humano: Los nudibranquios no son de interés gastronómico para el ser humano, ni para otras especies. Aunque su toxina no es letal impide que se cometa el error de intentar comer uno de estos gasterópodos de vistosos colores una segunda vez. En la actualidad el estudio de los nudibranquios se centra sobre todo en las diversas toxinas que son capaces de sintetizar y en su capacidad para adquirir células urticantes de los animales de los que se alimentan.

Categorías: Zoología