Biología

Inicio Zoología Las mariquitas

Las mariquitas

Publicado por Ramón Contreras

Existe un gran número de especies que reciben el nombre común de mariquitas. Con colores muy diversos de su caparazón (llamados élitros), desde el rojo hasta el negro y amarillo. Todas ellas comparten la característica de los puntos en el caparazón que las hace inconfundibles.

Filogenia e historia evolutiva: se clasifican como mariquitas a alrededor de 360 géneros de la Familia taxonómica Coccinellidae, repartidas en 7 subfamilias: Chilocorinae, Coccidulinae, Coccinellidae, Epilachninae, Scymininae y Sticholotidinae. Esto representa más de 4500 especies. Las Coccinellidae forman parte de la superfamilia Cucujoidea, del Orden Coleoptera, de la Clase Insecta perteneciente al Filo Arthopoda. Sin embargo las especies más conocidas son, en Europa Coccinella septempunctata conocida como la mariquita de siete puntos (aprende más de ella aquí) y en América Hippodamia convergens, que tiene un mayor número de puntos, hasta un máximo de 13 (de la que puedes leer más en nuestro artículo aquí, próximamente).

La especie Harmonia axyridis, una mariquita china, presenta toda esta variedad en el punteado de sus élitros.

La especie Harmonia axyridis, una mariquita china, presenta toda esta variedad en el punteado de sus élitros.

Descripción: las mariquitas son unos insectos caracterizados por el color chillón o brillante, con manchas de sus élitros, el caparazón que cubre sus alas. El cuerpo es casi una semiesfera, de la que sale la cabeza, por lo general negra con manchas blancas, con unas antenas cortas. Las patas son igualmente cortas. Sus alas funcionales se doblan debajo de los élitros cuando no están en vuelo. El tamaño de las mariquitas oscila entre 4 y 10 mm. Las mariquitas son omnívoras, aunque la mayoría de las especies son carnívoras y extremadamente voraces. Su alimento principal son pulgones y áfidos, aunque pueden alimentarse de otros insectos de menor tamaño que se comen las plantas.

La hembra pone centenares de huevos cerca de su alimento, las larvas que nacen en primavera se alimentan de pulgones, hasta que al mes crecen hasta cuadruplicar su tamaño. Al mes se metamorfosea, el estado de pupa dura dos semanas, hasta adquirir la apariencia de adulto. En invierno los adultos se esconden para invernar. Su ciclo vital dura desde un año hasta los tres, dependiendo de la especie.

Los colores brillantes de las mariquitas sirven para avisar a sus depredadores de su mal sabor. Cuando se ven amenazadas las mariquitas segregan en las articulaciones de sus patas una sustancia de sabor desagradable. Las golondrinas son inmunes a su veneno, por lo que es su más peligroso depredador.

Distribución y hábitat: las mariquitas están distribuidas en todo el mundo, exceptuando las zonas donde las temperaturas son siempre muy bajas, tanto demasiado al norte como hacia el sur. Son una especie cosmopolita que se puede encontrar en cualquier lugar donde haya sus presas.

Interacción con el ser humano: las mariquitas son una especie beneficiosa para el ser humano en cuanto que se alimenta de las plagas que afectan a sus cultivos. En algunas culturas las mariquitas son símbolo de buena suerte y matarlas trae la mala suerte. Estos insectos son una forma natural de combatir contra plagas de pulgones. Aunque hay especies endémicas de zonas concretas que pueden estar en peligro de extinción, el hecho de que combata las plagas ha hecho que se haya conservado bastante bien. Algunos establecimientos especializados venden mariquitas para soltar en el jardín o campo para disminuir la poblaciones de pulgones. Si bien en general resultan beneficiosas, la introducción de especies de mariquitas pueden alterar el ecosistema.

Categorías: Zoología

2 comentarios para “Las mariquitas”