Biología

Inicio Zoología Áfidos

Áfidos

Publicado por Ramón Contreras

Los áfidos son un grupo de insectos que se alimentan de las plantas. Así como el mosquito clava sus estiletes para obtener sangre de los animales, los áfidos introducen sus aparatos succionadores en los tallos verdes de las plantas, angiospermas, y extraen la savia de la que se alimentan. Los áfidos al alimentarse de los nutrientes vegetales causan retrasos en el crecimiento y lo que es peor transmiten enfermedades, como por ejemplo el virus del sharka entre los cultivos de frutales, lee más de este virus aquí (próximamente). Aunque coloquialmente se pueden llamar pulgones no están relacionados filogenéticamente con ese grupo.

Filogenia e historia evolutiva: los áfidos son un grupo de insectos formados por 10 familias taxonómicas en la actualidad (y más familias extintas), que se recogen bajo el taxón de la superfamilia Aphidoidea. A su vez forman parte del Suborden Sternorrhyncha, grupo en el que todos sus miembros se alimentan de vegetales. Estos insectos pertenecen al Orden Hemiptera, de la Clase Insecta del Filo Arthropoda. De las 10 familias de áfidos, Aphididae es la familia tipo. Se han descrito unas 4 mil especies de las que al menos 250 son parásitos vegetales. Las similitudes morfológicas entre las especies y los géneros de este taxón hacen difícil su clasificación y dependiendo de los autores puede encontrarse dividido en menos familias, incluyendo algunas dentro de otras. Evolutivamente se cree que el taxón ya existía hace 140 millones de años, durante el cretácico, cuando las angiospermas aparecieron.

Descripción: los áfidos son de pequeño tamaño, entre 1 y 10 mm. La división entre cabeza, tórax y abdomen no es clara, su cuerpo es ovoide. Durante su ciclo vital pueden perder las alas, que son dos pares, las anteriores de mayor tamaño. El rasgo más característico del grupo son los estiletes con los que se alimentan. Las hembras pueden reproducirse por partenogénesis durante varias generaciones, estas hembras son por lo general ápteras, sin alas, y luego pueden dar una generación de machos y hembras alados que se reproducirán sexualmente y extenderán la plaga.

Distribución y hábitat: los áfidos están ampliamente distribuidos por todo el mundo, en las zonas cálidas y con poca humedad, aunque el exceso de abono también favorece su proliferación. Durante el invierno permanecen solo los huevos en las plantas que eclosionan en primavera y realizan todo su ciclo en verano. En muchas regiones se han introducido a raíz de la introducción de los árboles que parasitan. Dentro de la misma especie las generaciones partenogenéticas y las de reproducción sexual se distribuyen en zonas diferentes de las partes verdes de las planta. Existen tanto especies que solo viven en una especie vegetal, como otras que pueden alternar entre diferentes hospedadores.

Interacción con el ser humano: los áfidos son una plaga tanto para los cultivos agrícolas y de jardinería como para los forestales. Para el control de las plagas de estos insectos se utilizan con frecuencia sus depredadores naturales, como las mariquitas, que son voraces comedores de áfidos. Uno de los problemas asociados a los áfidos es que también transmiten enfermedades como virus y hongos entre las plantas a las que infectan.

Categorías: Zoología