Biología

Inicio Zoología Las escolopendras

Las escolopendras

Publicado por Ramón Contreras

Las escolopendras son uno de los insectos venenosos más comunes en el mundo. Muchas películas se han basado en el cuerpo de la escolopendra para crear monstruos gigantes o alienígenas voraces.

Filogenia e historia evolutiva: Las escolopendras son un grupo amplio de insectos que se reúnen en el Orden taxonómico Scolopendromorpha. Dentro de este orden se reconocen tres familias: Scolopendridae, Scolopocryptopidae y Cryptopidae. Contienen más de 100 géneros, siendo Scolopendra el más conocido. Este género incluye unas 80 especies, de las cuales Scolopendra morsitans es la espeie tipo. Algunas especies conocidas son S. cingulata, de la zona mediterránea o S. gigantea, de la zona noroccidental de América del Sur y las islas cercanas a Jamaica, de los que puedes leer má en los artículos que les dedicamos aquí y aquí. El Orden de las escolopendras pertenece a la Clase Chilopoda (quilópodos), que comparte con los ciempiés. A su vez se encuentran dentro del subfilo Myriapoda (miriapodos) del Filo Arthropoda.

Una escolopendra puede cazar ratones, ranas o lagartijas despistadas.

Una escolopendra puede cazar ratones, ranas o lagartijas despistadas.

Descripción: como los otros miriápodos su cuerpo se compone de cabeza con antenas y mandíbulas y un tórax segmentado, recubiertos de quitina en tonos marrones o negros. Comparte con quilópodos, el primer par de patas modificado para ayudar a las mandíbulas. Estas patas se denominas forcípulas y donde se encuentra el veneno. Además su tórax tiene 21 segmentos con un par de patas cada uno, con una uña en cada pata. Las escolopendras se diferencian de los ciempiés en su número menor de patas y en tener las gónadas internas y los poros donde desembocan en los últimos segmentos. El último par de patas, llamado el par anal, no es marchador. Se utiliza para atraer al sexo opuesto o para la defensa y el ataque. Las escolopendras presentan dimorfismo sexual, las hembras son más grandes.

Las escolopendras son cazadores nocturnos. Se alimentan de otros insectos, incluyendo otras escolopendras y de pequeños vertebrados que paraliza con su veneno (que contiene histamina y acetilcolina). Las escolopendras son territoriales y beligerantes excepto en la época de reproducción (finales de primavera). Inmovilizan a sus presas con el último par de patas y se gira para clavarle las forcípulas.

Distribución y hábitat: se pueden encontrar escolopendras por todos los contenientes excepto la Antártida, especialmente en las zonas templadas y tropicales donde tenga presas. Pasa el día enterrada o bajo piedras y troncos caídos. Durante varios meses al año, los meses de frio hibernan escondidas. Aunque no puede soportar las heladas puede sobrevivir con una temperatura corporal de 10ºC. Durante la época cálida prefiere las noches frescas, alrededor de 20ºC.

Interacción con el ser humano: existen algunas especies de escolopendra que están catalogadas por el UICN en algún estado de conservación de preocupación. Al ser un insecto venenoso el ser humano tiene hacia él una mezcla de miedo y reverencia. Es posible comprar y criar como mascotas escolopendras. Se han de mantener en un terrario climatizado y nunca hay que tocarlas directamente, no sea que le piquen a uno. Finalmente cabe decir que la picadura de una escolopendra no es letal para el ser humano, si bien puede ser muy dolorosa.

Categorías: Zoología

2 comentarios para “Las escolopendras”