Biología

Inicio Fisiología Animal, Zoología La concha del mejillón

La concha del mejillón

Publicado por Ramón Contreras

Los mejillones o mitílidos pertenecen al grupo de los moluscos bivalvos. Puedes leer más sobre estos animales en el artículo que les dedicamos aquí y en la revisión que hacemos de su Filo taxonómico Mollusca, los moluscos, aquí .

El mejillón neozelandés presenta una concha de color marrón claro.

El mejillón neozelandés presenta una concha de color marrón claro.

Su cuerpo está protegido por dos valvas unidas por una bisagra, que se abren y cierran mediante el potente músculo abductor del mejillón. Existen varios cientos de especies diferentes, muchas de ellas diferenciables por el color o la forma de sus valvas. Si bien es verdad que todas presentan una forma general de gota esta puede ser más alargada u ovalada. El mejillón más común, el rubio o mediterráneo (Mytilus galloprovincialis), puede alcanzar los 8 cm de tamaño de concha. Aunque dentro de la misma especie pueden existir diferencias en el tamaño debidas al medio. Por ejemplo, los mejillones que han crecido en zonas rocosas son siempre más pequeños. El tamaño máximo que puede alcanzar un mejillón adulto ronda los 15 cm, en la especie del mejillón bastardo, Modiolus modiolus. Esta especie se comercializa por su tamaño, aunque la calidad de su carne es pobre. El tamaño mínimo es de unos 6 cm de la especie del mejillón barbudo, cuyo nombre científico es Modiolus barbatus. El mejillón chileno (Mytilus chilensis), o quilmahue también alcanza tan solo los 6 cm y se puede diferenciar por una concha negro azulada con los bordes más claros.

Para diferenciar las especies uno puede fijarse en el tamaño, en la forma y el color de las valvas. Mytilus galloprovincialis, el mejillón de las rías gallegas (que tiene denominación de origen en el marco europeo) está considerado como uno de los más sabrosos. Para que le engañe a uno al comprarlo se diferencia porque presenta estrías en su concha. Además de por el color más intenso de la carne, que suele ser naranja en las hembras o blanquecino en los machos.

¿Qué es exactamente la concha de los mejillones?
La concha de los mejillones es algo biológicamente poco frecuente, en mineral, pero creado por un ser vivo. El 95% de la concha de estos moluscos es carbonato cálcico, la misma sustancia con la que se hacen las cáscaras de huevo o de la que están hechas muchas rocas. Las conchas de este molusco están formadas por hasta 3 capas. La más interna o madre perla es donde se forma constantemente el carbonato cálcico. Esta capa es lo que se denomina nácar, tiene un brillo irisado y forma la capa interior de la concha de muchos moluscos. El carbonato cálcico forma cristales hexagonales, llamados aragonito. Además el nácar es empleado por los moluscos para reparar la concha y protegerse de sustancias extrañas, como las ostras que generan perlas. La segunda capa (llamada capa media o capa prismática) está formada por una malla de proteínas (un conjunto de más de 16 glicoproteínas, proteoglicanos y polisacáridos) que estimula la formación de los cristales de carbonato cálcico, para dar rigidez y protección. En la capa exterior (el periostracum) predomina la proteína conchina. Su función principal es proteger las capas internas y la carne del mejillón de abrasión y disolución por el efecto del agua de mar.

Categorías: Fisiología Animal, Zoología

Un comentario para “La concha del mejillón”