Biología

Inicio Zoología La ostra que hace la perla negra

La ostra que hace la perla negra

Publicado por Ramón Contreras

Hoy vamos a hablar de la ostra perlera de labios negros. Es posible que no te diga nada si no has leído nuestro artículo sobre cómo hacen las perlas los moluscos (aquí). Pero eso lo solucionamos rápidamente, esta ostra es la encargada de crear las famosas perlas de Tahití o Perlas negras. Empezadas a emplear a mediados del siglo pasado las perlas negras son actualmente muy codiciadas en joyería, puesto que una ostra tarda entre 2 y 6 años en hacer cada una de ellas.

Filogenia e historia evolutiva: La ostra perlera de labios negros recibe el nombre científico de Pinctada margaritifera, este género está formado por algo más de 15 especies, muchas de ellas de interés económico por formar perlas. Todas ellas forman parte de la familia taxonómica Pteriidae, las ostras de pluma, que es la familia tipo del Orden Pteriida, un grupo de ostras de tamaño entre mediano y grande de agua salada dentro de la clase Bivalva, puesto que todas tienen dos valvas o conchas unidas por una bisagra o ligamento del Filo Mollusca.

Descripción física: La ostra de labios negros se denomina así porque efectivamente el margen interior de las dos valvas es negro justo en su abertura, dando la sensación de labios negros. Esto será importante puesto que las perlas usan el mismo nácar que las conchas y el color de la concha puede indicar el color de la perla. Como ya hemos adelantado son unas ostras de tamaño considerable, un adulto puede alcanzar hasta los 25 centímetros. El género Pinctada se diferencia del género Pteria (de la misma familia) por su bisagra. En Pinctada, y en la perlera de labios negros, la bisagra es larga y recta, formando un ángulo recto al final. La especie se diferencia de otras del género por no tener un diente en la bisagra. Su alimentación se basa en filtrar plancton aunque puede sobrevivir en lugares con baja concentración de comida.

Distribución y hábitat: P. margaritifera tiene una distribución muy amplia. Se puede encontrar en las aguas marinas desde el golfo Pérsico y zonas de la costa de India hasta Australia, Japón e incluso en el océano Pacífico. Es más frecuente en las islas de Indonesia y Polinesia. La ostra vive en arrecifes de coral, zonas rocosas o de piedras pequeñas desde pocos metros de profundidad hasta 75 metros bajo el nivel del mar. Vive en aguas poco turbias y normalmente con pocos nutrientes, donde compite favorablemente por ellos. Muchas especies de animales marinos se asocian a zonas con lechos de ostras perleras.

Perlas negras cultivadasen una concha de ostra perlera de labios negros

Interacción con el ser humano: Las ostras perleras de labios negros son de especial interés para el ser humano, puesto que producen unas de las perlas más caras del mundo. En la actualidad las perlas se consiguen bien por la recolección de las ostras salvajes o bien por el cultivo de las mismas en proyectos de acuicultura. Para el cultivo es muy importante recrear las condiciones naturales lo más fielmente posible, para ello se ha de controlar especialmente la turbidez del agua y la cantidad de materia orgánica, que se ha de filtrar periódicamente. Además, las corrientes pueden hacer que se formen las perlas más rápido pero serán de peor calidad.