Biología

Inicio Zoología Leones marinos: filogénia, distribución de sus especies y estado de conservación

Leones marinos: filogénia, distribución de sus especies y estado de conservación

Publicado por Ramón Contreras

El león marino es uno de los pocos mamíferos que han regresado al liquido primigenio para vivir. Las adaptaciones de estos animales al medio marino son sorprendentes por lo drásticamente que han cambiado el esquema típico de los mamíferos para ello. Si bien es verdad que parte de su vida la pasan en tierra firme tienen una vida anfibia mucho mayor que otros mamíferos que se relacionan con el agua. Su gran tamaño y sus ruidos característicos cuando están en tierra les otorgó el nombre común de león marino por su semejanza con el rey de la sabana.

Filogenia e historia evolutiva: existen en la actualidad 5 géneros taxonómicos que se denominan leones o lobos marinos. 4 de estos géneros cuentan con solo una especie. Eumetopias jubatus es el leon marino de Steller, Otaria flavescens, denominado lobo o león marino del sur o sudamericano u Otario de la Patagonia; Neophoca cinerea, o león marino australiano, y Phocarctos hookeri conocido como león marino de Nueva Zelanda. El otro género Zalophus, contiene 3 especies: Z. Californianus, león marino de california, Z. Japonicus, de la costa japonesa, extinto desde 1970 y Z. Wollebaeki, oriundo de las Galápagos. Todos ellos forman la familia de los otarios, Otariidae. A su vez se incluyen en la Superfamilia Pinnipedia, que comparten con las focas, morsas y elefantes marinos. Además forman parte del Suborden Caniformia, caracterizados por sus hocicos largos y sus garras no retráctiles. Finalmente se catalogan en el Orden Carnivora, de la Clase Mammalia, del Filo Chordata, del Reino Animalia.

Distribución y hábitat: Por el nombre de las especies se puede intuir donde vive cada una de ellas. En general encontramos leones marinos en en zonas costeras de aguas frías tanto en el hemisferio Sur como en el Norte y en el Pacífico y en el Atlántico. El león marino de Steller es uno de los que tiene una distribución más amplia de todos. Llegando de las costas de Japón y la península de Corea, pasando por todo el mar de Bering y la infinidad de islas que emergen en él, hasta el Golfo de Alaska hasta alcanzar Canadá. Otras especies no poseen un área tan extensa, como el león californiano o el de las Galápagos o el patagonio, reduciéndose su distribución a las zonas costeras de estas regiones. En general no se alejan mucho de las costas pues salen a descansar y tomar el sol a tierra.

Interacción con el ser humano: A pesar de que muchas especies cuenten en la actualidad con diversas figuras de protección, son especies que han estado cazadas durante mucho tiempo, llevando a la extinción a la especie japonesa y al borde del colapso a la australiana -catalogado como “en peligro” según las Listas Rojas de la UICN, al igual que el neozelandés y el de las Galápagos-.

Aunque se pueden cazar por su carne y su grasa, lo normal es cazar a las crías por su piel, muy apreciada en la industria peletera por su gran calidad y hermosura. El león marino de Steller se encuentra casi amenazado y el león marino californiano y el sudamericano son los que se encuentran mejor, gozando ambos de un estado de conservación de preocupación menor.

Puedes leer más sobre la descripción física común a todos los leones de mar en su propio artículo aquí (próximamente).

Categorías: Zoología