Biología

Inicio Zoología Herrerillo común

Herrerillo común

Publicado por Ramón Contreras

El herrerillo común es un ave de pequeño tamaño fácilmente distinguible por su coloración única en azules vivos.

Filogénia: el herrerillo común Cyanistes caeruleus pertenece a la familia de aves Paridae dentro del orden de paseriformes (Passeriformes). Esta especie ya fue descrita por Linneo en el género Parus, Parus caeruleus, actualmente la mayoría de ornitólogos consideran Cyanistes como un subgénero dentro de Parus. Se reconocen unas 9 subespecies.

Este género lo compartía tradicionalmente con otros herrerillos, como el herrerillo azul (C. cyanus) o con el herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) que actualmente se clasifica en otro género. Además también lo compartía con los carboneros, que han mantenido el género Parus para ellos o se han clasificado en el género Melaniparus.

La pareja da de comer larvas e insectos a su prole.

La pareja da de comer larvas e insectos a su prole.

Descripción: el herrerillo común es un ave de pequeño tamaño, unos 12 cm desde la cola hasta el pico. Es fácilmente distinguible de otros pájaros de ese tamaño por su intenso color azul cobalto que presenta tanto en alas como en cola. El pecho es de color amarillo verdoso. La cara es blanca con una lista negra desde la nuca, cruzando los ojos, hasta el pico desde el que baja hasta el cuello y rodea la cabeza en un tono azul oscuro. En la coronilla (píleo) presenta una mancha azulada más intensa en los machos.

Comportamiento: a principios de la primavera los machos realizan un vuelo de cortejo desde lo alto de un árbol del que se lanzan en picado usando sus alas para frenarse mientras trinan para llamar a las hembras. El nido, algún hueco o caja con una entrada estrecha es defendido con fiereza desde finales de invierno de otros miembros del género Parus. La hembra pone entre 8 y 15 huevos a finales de abril. Los huevos blancos con puntos pardos los incuba exclusivamente la hembra durante 14 días. Tras este tiempo ambos progenitores se encargan de alimentar a los polluelos hasta unos 20 días después de su nacimiento, momento en el cual son capaces ya de volar.

El herrerillo común es un animal muy inquieto, en constante movimiento y chillando (su trino es rápido y agudo). Se alimenta de insectos, larvas y orugas durante el verano tanto del suelo como levantando la corteza de los árboles y las hojas del suelo. En invierno, a falta de insectos suele comer frutos o semillas.

Durante el verano los herrerillos están muy atareados comiendo, pero al acabar el verano y empezar a escasear la comida se vuelven más vivaces y los herrerillos de algunas zonas empiezan a migrar en bandadas.

Ecología, distribución y hábitat: habita en Europa desde el sur de Noruega y todas las islas británicas hasta el norte de África. Está presente desde Portugal hasta el mar Caspio. El herrerillo común anida en bosques de hoja caduca o mixtos, como encinares o rastrojales. Aunque vive en campos y zonas con árboles dispersos.

Interacción con el ser humano: El herrerillo común se ha adaptado muy bien a la convivencia con el ser humano. Aprovechando las construcciones para nidificar y siendo los parques y jardines uno de sus sitios favoritos de caza.

Estado de conservación: el herrerillo común está catalogado como especie de preocupación menor por la UICN.