Biología

Inicio Botánica, Zoología El picudo Rojo

El picudo Rojo

Publicado por Ramón Contreras

El picudo rojo, cuyo nombre científico es Rhynchophorus ferrugineus pertenece a la familia de insectos de curculionidae, puesto que es una especie de coleóptero curculionideo.

Distribución: Aunque originaria mente son del continente Asiático, más concretamente de clima tropical, se han extendido por todas las zonas que presentan árboles de las especies que parasitan, siendo su distribución casi mundial, están presentes en África, Europa y América, se cree que debido al transporte de individuos de la especie por los seres humanos, normalmente a causa de llevar palmeras ya infectadas.

Plantas afectadas: el picudo rojo es un parásito especializado en palmeras. Tanto las palmeras datileras como la palmera canaria, la palmera de guinea o el cocotero pueden ser atacados por esta plaga. Estos gorgojos vivirán en una palmera hasta que les sea completamente imposible obtener alimento de ella, es decir, hasta que la maten por completo y la hayan perforado completamente. El picudo rojo es capaz de horadar galerías de entre uno y cinco metros del tronco de la palmera huésped.

Descripción general: Este insecto es de gran tamaño, el adulto puede alcanzar medidas de entre dos y cinco centímetros y su color rojizo le hace inconfundible. Se puede desplazar tanto caminando como volando pudiendo recorrer grandes distancias volando (de hasta cinco kilómetros). La vida media del adulto varia de 45 días hasta los noventa días, dependiendo de las condiciones climáticas, siendo la temperatura una de las más influyentes en todo el ciclo vital de este pequeño gorgojo.

Las hembras y la ovoposición: La hembra fecundada tiene una puesta de alrededor de 211 huevos, llegando a veces a los 500, de los que sobreviven casi un 80%. Las hembras entran en la palmera por las heridas que pueda tener, el olor de las heridas las atrae, o bien pueden empezar a perforar ellas mismas un túnel dentro de la palmera.

La larva: miden hasta dos milímetros aunque tienen un crecimiento rápido hasta alcanzar el tamaño adulto. Son ápodas y segmentadas, con una gran cabeza. En este estado los individuos de la especie Rhynchophorus ferrugineus permaneces unos noventa y nueve días de media.

Problemática en España: hace alrededor de diez años que este parásito empezó a atacar a las palmeras de España, siendo las comunidades costeras, donde más palmeras se han plantado, las zonas más afectadas por esta plaga. En nuestro clima necesita entre tres y cuatro meses para llevar a cabo su ciclo biológica, desde que eclosiona un huevo, hasta la muerte del adulto. La actividad para luchar contra ellos que han resultado más efectivas según los estudios realizados, es el uso de hongos parásitos de estos insectos que causan una mortalidad muy elevada.

Por otro lado las palmeras afectadas pueden recuperarse si su yema apical no se ha visto afectada si se le aplican métodos de endoterapia vegetal adecuados. Se recomienda a los propietarios de palmeras que si observan signos deinfección acudan a las autoridades compeptentes y en el caso de confirmar la infección se procede a eliminar la palmera, siendo esta la mejor manera de evitar la propagación de esta plaga que extermina sistemáticamente con las palmeras.

Categorías: Botánica, Zoología