Biología

Inicio Etología, Zoología El mejor cazador de los felinos

El mejor cazador de los felinos

Publicado por Ramón Contreras

Los animales salvajes tienen que luchar por sobrevivir. Los herbívoros tienen que evitar ser cazados y los carnívoros tienes que matarlos para poder comer. Sin embargo, los carnívoros no consiguen coger a sus presas todas las veces que lo intentan. En realidad son las menos de las veces las que los depredadores consiguen hacerse con sus presas. Los cazadores gastan una valiosa energía cada vez que salen a cazar y muchas veces ese gasto no es recompensado. Por eso cuando abaten una presa se dan un festín. Muy posiblemente hace bastante que no habían probado bocado. Pueden pasar varios días desde que consiguen coger a una presa hasta que otra cae.

Los felinos son un grupo excepcionalmente amplio y que todos pertenecen al Orden Carnivora. Estos mamíferos placentarios deben cazar para sobrevivir. Diversos estudios llevados a cabo con muchos de ellos han desvelado quién es el felino más eficiente capturando a sus presas y quienes son los menos eficientes y que más veces pierden a sus presas durante el acecho o la persecución.

Los felinos tienen formas diferentes de cazar. Por ejemplo, los leones son cazadores en manada donde las hembras acechan en grupo a las manadas de la sabana y corren tras ellas de forma organizada para acabar atrapando a su presa. Por otra parte, los tigres acechan en la hierba alta a sus presas sobre las que saltan y cazan en solitario. El guepardo, uno de los animales más rápidos del mundo, acecha y corre tras su presa a gran velocidad mientras hace recortes tras la igualmente veloz gacela. El lince y el caracal son excelentes acechadores, pero su fortaleza es su gran habilidad para saltar. Es un animal veloz, pero sus presas predilectas las liebres y conejos son muy veloces y conocidos por saltar, lo que les permite cambiar de dirección rápidamente. Gracias a su habilidad de salto pueden reponerse a las frenéticas carreras contra las liebres, incluso les permite cazar algún pájaro que vuele bajo.

Pero ¿cuál es el felino que más veces consigue conseguir a sus presas? Se han estudiado muchos felinos y se ha visto que hay una gran variedad de factores que influyen. La altura de la hierba, la especie a la que se persigue, o la hora del día (si es de día o de noche).

Pues te sorprendería saber que la tasa de éxito de las leonas, las cazadoras en equipo, es de las más bajas. Su media de éxito ronda tan solo el 25%. Solo atrapan a uno de cada cuatro animales a los que persigue toda la manada. Otro de los animales a los que se les ha realizado un estudio similar es el guepardo, su tasa de éxito durante la caza es algo mejor que la del león. Tiene un éxito del 50%, una de cada dos presas a las que persigue son abatidas. Hay que decir que el guepardo tiene un gran arranque, si a los pocos minutos no ha conseguido coger a su presa la da por perdida. A lo mejor le falta un poco de esfuerzo para mejorar su marca. Aunque esta tasa es una de las más altas del reino animal, no es el felino más eficaz. Por otro lado los linces y caracales tienen la misma tasa de éxito.

Finalmente, la especie de entre todos los felinos que tiene la mayor tasa de éxito es el gato patinegro. Si no te suena es muy normal, es un pequeño felino de poco más de un kilo de peso y menos de 50 cm de largo. Es más pequeño que un gato doméstico. Vive en África y se alimenta de roedores y otros animales de pequeño tamaño. Cuando sale a cazar coge una media de una presa cada 50 minutos, lo que hace que su tasa de éxito sea de cerca del 60%.

No es el mamífero con la mejor tasa de éxito, ese puesto es el del licaón con cerca del 90%. Del que hablaremos próximamente.

Categorías: Etología, Zoología