Biología

Inicio Zoología Smilon, dientes de sable, el cazador de la megafauna del Pleistoceno

Smilon, dientes de sable, el cazador de la megafauna del Pleistoceno

Publicado por Ramón Contreras

La fauna extinta e una materia que ha fascinado desde tiempos pretéritos a la humanidad. Los grandes fósiles de animales imposibles de imaginar demuestran el poco tiempo que el ser humano lleva pisando este suelo y nos deja soñar con los que lo hicieron antes y cómo sería verlos ahora. Uno de los animales que más sensación causa es el smilodon o el tigre dientes de sable. Este animal extinto desde el Pleistoceno (10.000 años antes de Cristo, 7.500 antes dela construcción de las pirámides) es solo una muestra de la gran diversidad de fauna que hubo en aquel periodo que compartió con los primeros antepasados Homo sapiens, así como con mamuts y otra megafauna.

Filogenia e historia evolutiva: En realidad existieron 3 especies diferentes dentro del género taxonómico Smilodon. S. fatalis, S. gracilis y S. populator, siendo este último el de mayor tamaño, rivalizando en tamaño con el tigre actual. Todos ellos formaban parte, obviamente, de la familia taxonómica de los felinos (Felidae), dentro de los carnívoros (Orden Carnivora), de los placentarios de la Clase Mammalia, los mamíferos. Dentro de los felinos forman parte de la subfamilia Machairadontinae (cuya característica principal es el gran tamaño de sus colmillos, así como de su tamaño en general), los smilodones tienen su propia tribu de géneros en función de la forma de sus colmillos, la tribu Smilidontini. Por lo que se ve, aunque se les llama popularmente tigres dientes de sable los smilodones no están estrechamente relacionados con ellos.

Descripción física: Como ya hemos comentado los individuos de estas tres especies se caracterizan por su gran corpulencia y su potente musculatura. S. gracilis fue el más pequeño con tan solo un metro de altura. Además de por sus dientes superiores en forma de sable, ligeramente curvos, de hasta 20 cm de longitud en la especie de mayor tamaño y peso S. populator. Aunque los dientes de estos felinos son impresionantes es probable que desarrollaran esta dentadura para mejorar su mordida. Frente a los felinos modernos cuya mandíbula tiene agujeros cigomáticos para mejorar la inserción de los músculos de la mandíbula, los dientes de sable no cuentan con una mordida tan fuerte (un tercio de la del león actual). Los colmillos de sable son frágiles aunque más móviles y estos felinos debían inmovilizar a sus presas (con la potente musculatura de patas y cuello) para cortarles la respiración y el riego al cerebro con los grandes colmillos. Finalmente eran capaces de abrir la boca el doble que un león actual a fin de poder coger con la boca el cuello de sus presas propias de la macrofauna del momento. Mientras que S. gracilis se cree que cazaba en solitario, S. populator lo hacía en grupos.

Distribución y hábitat: Los dientes de sable vivieron durante una época de glaciaciones y deshielos. S. gracilis es la especie que se diferenció primero y vivió en el este de América del norte desde donde se diseminó la especie y evolucionó. S. populator, la última especie de smilodon en aparecer, se encontraba en América del Sur, Durante el Pleistoceno eran muy raros los bosques y el mundo estaba cubierto de grandes extensiones de hierba alta y estepas donde debía cazar el smilodon.

Interacción con el ser humano: Se cree que una de las principales causas de la extinción de los smilodones fue el cambio climático al que no pudieron adaptarse al perder sus presas gigantes más comunes. Pero también la aparición de un competidor, el ser humano, podría relacionarse con la pérdida de hábitat y extinción de este formidable felino.

Categorías: Zoología