Biología

Inicio Zoología Dromedarios

Dromedarios

Publicado por Ramón Contreras

Los dromedarios son un mamífero estrechamente relacionado con los camellos. Sin embargo, ambas especies pueden diferenciarse principalmente por el número de jorobas que tienen, los camellos dos y los dromedarios solo una. Puedes leer más sobre los camellos en el artículo que le dedicamos en su día aquí .

Los dromedarios son más altos que los camellos, pero menos corpulentos.

Los dromedarios son más altos que los camellos, pero menos corpulentos.

Filogenia e historia evolutiva: esta especie fue domesticada hace alrededor de 3500 años. Lamentablemente no quedan poblaciones salvajes de esta especie, y todo su acerbo genético se encuentra tan solo en los rebaños domesticados. Son mamíferos, ungulados, artiodáctilos. Su nombre binomial es Camelus dromedarius. Comparte género con el camello salvaje (C. ferus) y el camello deméstico (C. bractrianus). Para no rpeetirnos puedes leer el resto de la filogenia en el artículo dedicado a los camellos. No se reconoce ninguna subespecie de la especie del dromedario.

Descripción: Los dromedarios y camellos son un caso extremo de adaptación. Son los únicos animales capaces de sobrevivir durante semanas en el desierto, con temperaturas que rozan los 50ºC sin beber agua. Esto es debido a varios factores, una de ellos es que no sudan, por lo que no pierden nada de agua. Pero el factor principal es su joroba grasa en la que son capaces de almacenar casi dos centenares de litros. Sin embargo, cuando beben tampoco tienen rival. Los dromedarios pueden beber 150 litros en seguidos en 15 minutos. Estos cuadrúpedos de largo cuello pesan hasta 700 kilos y miden dos metros de altura, siendo más pequeños que los camellos. Su nariz oblicua puede cerrarse completamente para evitar que les entre arena durante las tormentas de arena. Y dos pares de pestañas largas y unas fuertes cejas impiden la entrada de la insidiosa arena en los ojos. Sus labios son duros y anchos para poder arrancar las secas ramas de las que se alimenta en el desierto. Finalmente en rodillas y pezuñas poseen callosidades que les aísla del calor de la arena tanto de pie como sentado.

Distribución y hábitat: Los dromedarios como especie salvaje se cree que estaba distribuida en la península arábiga. Desde ahí fueron llevados por el ser humano por África del Norte, donde se adaptan perfectamente a los desiertos en tiempos de los egipcios. Ya en el siglo XVIII se introducen como animales de carga y para la alimentación en Mongolia y Asia menor. En el siglo XIX se introducen en Australia desde la India o las islas Canarias para las mismas tareas en los desiertos del continente austral. En este último hábitat y con la llegada de los automóviles dejaron de ser útiles y existen poblaciones salvajes naturalizadas. Estas poblaciones se adaptan asombrosamente bien y la falta de depredadores hace que cada 10 años se doble su número, llegando ser en la década de 2000 en un millón de ejemplares.

Interacción con el ser humano: el dromedario ha estado muy ligado al ser humano. Sus excepcionales cualidades de resistencia le convierten en el animal más utilizado para el transporte y la carga, especialmente en climas desérticos. Muchas culturas nómadas, tanto en África como en Asia, utilizan el dromedario como medio de supervivencia. El dromedario para estos nómadas es un medio de transporte, pero también los mantienen en rebaños para obtener leche, carne e incluso su piel se emplea como cuero.

Categorías: Zoología