Biología

Inicio Zoología Autotomía

Autotomía

Publicado por Pablo Morales

Se conoce con el nombre de autotomía a la capacidad que exhiben ciertos animales de desprender una parte no vital de su cuerpo. Quizás el caso más celebre sea el de la autotomía caudal que suelen presentar algunos reptiles, en este tipo de autotomía el reptil se desprende de su cola y éste tiene la capacidad de regenerarla. Muchos insectos y arañas también pierden sus miembros voluntariamente ante la presencia de un depredador, pero a diferencia de los reptiles no pueden regenerar la parte perdida.

autotomia1

El objetivo de esta habilidad es principalmente evadir de un depredador. En general es una estrategia de último recurso ya que eso costoso perder una parte del cuerpo por más que ésta no sea esencial. Sólo se separa voluntariamente la parte del cuerpo si el depredador ya tiene agarrada esa u otra parte del animal o si es inminente que la captura ocurra. Generalmente la parte cortada permanece con movimiento a raíz de reflejos todavía activos, esto da una sensación de vitalidad al extremo escindido que hace que el depredador se vea interesado por él y la presa pueda escapar, o al menos adquiera más opciones para su escape.

En los reptiles, la autotomía caudal involucra a la cola, siendo ésta la que se separa del cuerpo. Si la cola se separa en un plano intravertebral, entonces ésta puede volver a crecer. La cola que surge desde el punto de rotura no es igual a la original y una de las implicaciones de esta diferencia es que la nueva cola no es capaz de escindirse del cuerpo voluntariamente. Aún así el resto de la cola que permanece de la original sí puede hacer autotomía. Esto quiere decir que la capacidad de autotomía que mantenga el animal va a depender de la cantidad de veces que cortó su cola y también de donde la corto ya que si a la primera vez ésta se corta de raíz entonces ya no podrá volver a cortarla.

autotomia2

Algunos reptiles tienen colas muy pesadas en relación a su cuerpo, por lo que la pérdida de parte de ésta les significa un aumento considerable de su capacidad de huída. Sin embargo, en la mayoría, la pérdida de cola implica una disminución de la movilidad y la maniobrabilidad por lo que en suma sólo la capacidad de distracción sería lo importante para la mayoría.

Esta capacidad que tiene la cola de los reptiles capaces de autotomía surge gracias a la estructura de la misma. Más precisamente a la estructura ósea. Las vértebras de esta parte del cuerpo presentan un disco cartilaginoso denominado septum. En el septum los vasos sanguíneos y los músculos se hallan modificados con el objetivo de que el desprendimiento sea más fácil. Algunos reptiles no poseen esta modificación y aún así con capaces de desprender la cola, sin embargo, la gran diferencia con respecto con quienes sí tienen septum es que los que no lo tienen no pueden regenerar la parte perdida o lo hacen con mayor dificultad o rudimentariamente.

En raras ocasiones la cola perdida es reemplazada por una cola múltiple. La nueva cola puede se bífida, con dos ramificaciones o incluso trífida, con tres. Se desconoce porqué y cómo es que esto sucede y si tiene incidencia en la supervivencia del individuo afectado por el fenómeno.

Categorías: Zoología