Biología

Inicio Anatomía animal, Fisiología Animal Los ojos de los camaleones: Cómo ve el mundo un camaleón

Los ojos de los camaleones: Cómo ve el mundo un camaleón

Publicado por Ramón Contreras

Los camaleones son una de esas fascinantes criaturas que reciben todas las miradas. Y es que dentro de los reptiles son muchas las especies que por su propia naturaleza nos son muy repulsivas o muy atrayentes. Existe algo en los reptiles que atrae al ser humano al mismo tiempo que nos hace saltar todas las alarmas, tal vez en reminiscencia de aquel pequeño mamífero nocturno que una vez fuimos que huía de los grandes depredadores reptilianos de eras pasadas. No obstante, dentro de los reptiles los camaleones tal vez sean de los grupos que menos repulsión causan y más entrañables o amigables nos parecen. Su lento caminar y su rápido disparo de lengua cumplen todos los requisitos para ser extraño y tierno a la vez. Puedes leer más sobre este grupo en el artículo que le dedicamos hace un tiempo aquí.

La visión no suele ser una de las grandes habilidades de los reptiles. Sin embargo, los camaleones se basan en su vista para la caza de insectos. Su precisión tiene que ser milimétrica si quieren coger insectos disparando su lengua. Curiosamente los camaleones pueden enfocar los ojos por separado y conseguir así dos puntos de enfoque, cosa que también pasa en las águilas acostumbradas a tener que observar a sus presas a grandes distancias. Pero ahí acaban las semejanzas.

El ojo de los camaleones está casi completamente cubierto por el párpado único (puesto que en camaleones se han fusionado y tienen forma cónica que se desplaza con el ojo en sus movimientos), a excepción de la pupila circular que queda expuesta. Su visión de día es extremadamente buena, con gran calidad de color, pero al carecer de bastones apenas ven nada durante la noche, por lo que no pueden cazar y además explica porque su pupila no necesita abrirse para aumentar la luz que entra para ver durante la noche. Anatómicamente, los ojos se sitúan uno a cada lado de la cabeza y le permiten tener una visión periférica excelente. Además, presentan una gran movilidad, pudiendo girar dentro de la cuenca hasta en 180º en horizontal (lo que les da un rango efectivo de 360º de visión lateral si lo sumas a que los ojos están paralelos) y un rango de visión de 90º en vertical, siendo uno de los más amplios del mundo animal. Por si fuera poco tienen la capacidad de mover los ojos de forma independiente(visión monocular), por lo que pueden seguir con cada ojo (que enfocan por separado) a un punto distinto. Cuando encuentran una presa con un ojo tienden a enfocarlo con ambos en visión binocular para aumentar la calidad de la imagen e intentar cazarlo.

Esta visión permite al camaleón permanecer muy quieto mientras busca a sus presas y de esta manera no las alerta con su movimiento. Durante la caza mueve los ojos por separado en largas pasadas independientes que registran el ambiente para hallar a su próxima presa. Una vez detectada el camaleón puede realizar pequeñas correcciones de la postura del cuerpo y ponerla visión binocular con la que intentará no perder de vista a su futura comida hasta que se encuentre dentro del rango de su pegajosa lengua.

Categorías: Anatomía animal, Fisiología Animal