Biología

Inicio Patología, Virus Síntomas y curso de la infección por herpes labial VHS-1

Síntomas y curso de la infección por herpes labial VHS-1

Publicado por Ramón Contreras

El herpes labial es una infección vírica que se localiza, principalmente en los alrededores o en el interior de la boca. Para saber qué causa el herpes labial en profundidad puedes leer el artículo que le dedicamos aquí . El virus que causa la infección es el virus Herpes simplex o también llamado virus Herpes homini, específicamente el tipo 1 (VHS-1).

Aunque es raro el herpes labial puede darse dentro de la boca. De donde es muy dificil eliminarlo.

Aunque es raro el herpes labial puede darse dentro de la boca. De donde es muy dificil eliminarlo.

El herpes labial en muchas ocasiones no muestra sintomatología alguna. Esto hace que mucha gente que está infectada no se preocupe de mantenerlo controlado y son un reservorio natural para la infección.

En los individuos que sí presentan síntomas se puede hacer un seguimiento de estos durante las dos semanas que suele durar un brote infeccioso antes de desaparecer.

Durante el tiempo anterior a la aparición de la fiebre, desde unos cuantos día antes hasta un par de horas, se puede saber que se va a tener un brote de herpes puesto que se nota una molestia o picazón en la zona afectada, normalmente el labio. Esta molestia va acompañada con el enrojecimiento progresivo de la piel afectada. Si se tiene herpes labial de forma recurrente y ya se está preparado este momento suele ser el mejor para empezar el tratamiento que se utilice normalmente con la esperanza de disminuir el área afectada o la duración de la infección.

Durante el primer día de la infección, la epidermis ya está roja puesto que ya ha sido invadida por el herpes. En el caso de ser un rebrote el herpes estaba en estado latente en las capas inferiores de la piel, cerca de un ganglio nervioso. Durante esta etapa de la infección el virus empieza a replicarse y a proliferar. En respuesta al ataque las células del cuerpo responden con la hinchazón y enrojecimiento.

Durante los próximos dos días se forman pequeñas ampollas duras (pápulas) dolorosas al contacto (que hay que intentar evitar para no propagar la infección). Si no se ha extendido las ampollas aumentarán de tamaño en un pequeño círculo en la epidermis del labio.

Al cuarto día de la infección los virus han empezado a lisar células de la epidermis. Las ampollas han crecido y acaban rompiéndose. Esto es muy doloroso y deja una úlcera abierta de tamaño considerable en el labio. La lisis celular causa que la úlcera supure líquido que contiene sangre y miles de virus esperando para colonizar nuevos epitelios, así que se recomienda no tocarlo o lavarse muy bien tras tocarlo y desechar todo el material con el que esté en contacto la úlcera. Esta es la etapa más contagiosa de todas.Si la infección es muy grande puede llegar a infectar algún otro ganglio linfático de la mandíbula y extender la infección.

En los días del quinto al octavo se forma un exudado espeso amarillento que se endurece formando una costra, empezando la curación de la piel. Es normal que se formen grietas por el movimiento por las que puede seguir saliendo exudado con virus.

Durante la semana siguiente se van sucediendo costras cada vez más pequeñas con alguna molestia mientras se va cerrando la llaga abierta. Hacia el final de la segunda semana queda solo un área roja con algún virus, pero en general ya solo queda virus de forma latente en los nervios dentro del labio (en el sistema nervioso central), esperando a que bajen las defensas inmunológicas para volver a brotar.

En otro post ya se ha hablado del tratamiento y las conductas que nos pueden llevar a impedir un rebrote del herpes labial, puedes leerlo aquí .

Categorías: Patología, Virus