Biología

Inicio Patología, Virus Infección por virus del papiloma humano

Infección por virus del papiloma humano

Publicado por Ramón Contreras

El papiloma humano es una infección de origen vírica causada por múltiples especies de virus relacionadas entre sí. Todas ellas pertenecen a la familia taxonómica Papillimaviridae. Existen alrededor de 100 especies descritas como virus del papiloma humano (VPH). Son un virus de transmisión sexual -de hecho, es la principal enfermedad de transmisión sexual en EE. UU.- y aunque la infección en varones puede pasar desapercibida, como una pequeña mota (berruga) en la epidermis exterior del pene. En las mujeres puede causar cáncer de vulva, útero y cérvix, ya que infecta el interior del aparato reproductor femenina. Este tipo de cáncer tienen difícil diagnóstico porque no se puede hacer una exploración visual sencilla. También puede infectar otras zonas húmedas como boca, garganta o ano en ambos sexos, todo depende del punto de contacto con el patógeno. La mejor forma de evitar estos cánceres es usar métodos de protección adecuados para mantener relaciones sexuales más allá del objetivo de no quedarse embarazada como son los preservativos.

Lamentablemente no existen síntomas fisiológicos cuando se desarrolla una infección por VPH. Se ha observado que son los casos de infecciones más leves en los que aparecen verrugas, mientras que las infecciones más agresivas no muestran ningún tipo de cambio externo en la dermis o en la mucosa que infectan. Para que el virus llegue a producir un tumor tiene que darse una infección prolongada de las células. No es una cosa que pase en unos pocos días. Los virus deben introducir su genoma en la célula hospedadora y alterar el funcionamiento de su maquinaria de replicación. Existen pruebas clínicas que pueden hacerse en mujeres para detectar el cáncer ocasionado por papiloma virus, las dos más extendidas son la prueba VPH y la prueba de Papanicolaou. Ambas toman muestras del útero para comprobar la existencia del virus.

No existen tratamientos
eficaces para eliminar estos virus. Al ser infecciones de la piel la mejor forma de deshacerse de ellos es mediante la aplicación de medicamentos sobre la verruga o bien eliminar por completo la región afectada, ya sea mediante congelación, cremación o extirpación quirúrgica. Este tipo de acciones son siempre más complicadas cuando se detecta la infección por el virus en el interior del útero, donde es complicado realizar un tratamiento durante varios días seguidos con una pomada que mate el virus.

La mejor forma de tratar este tipo de infecciones es evitándolas. Como ya hemos dicho, la mejor forma de hacerlo es mediante el uso adecuado de métodos de protección como los preservativos. Aunque también asegurarse de que las parejas sexuales están libre del virus es una opción muy saludable -para ello es inevitable tener que conocerla de algo más de una noche-. Finalmente y según las recomendaciones médicas, la opción más segura para no contraer un cáncer de útero, de ano, o de boca es la abstinencia sino estamos seguros de que la otra persona sea portadora. Existen vacunas para luchar contra algunos -no todos- los papiloma virus, la aplicación de las mismas debe realizarse antes de ser expuesto al virus, por lo que en este caso se recomienda vacunarse antes de volverse sexualmente activo.

Categorías: Patología, Virus