Biología

Inicio Microbiología, Virus Medios de cultivo para virus y microoganismos parásitos

Medios de cultivo para virus y microoganismos parásitos

Publicado por Ramón Contreras

Los medios de cultivo son sustratos tanto líquidos como sólidos que aportan los nutrientes necesarios y las condiciones abióticas (pH, concentración de sales, humedad, etc.) apropiadas para el crecimiento de uno o varios organismos. Hemos dedicado algunos artículos a tratar los medios de cultivo puedes leerlos aquí y uno específico para medios de levaduras aquí.

Los medios con sangre suelen tener un color rojo característico.

Los medios con sangre suelen tener un color rojo característico.

Sin embargo, una mención especial necesita los patógenos. No todas las especies que infectan a otro ser vivo necesitan un medio específico, algunas de ellas son capaces de vivir sin el hospedador durante todo su ciclo vital. Otros seres, por el contrario, necesitan un hospedador en el que llevar a cabo parte de su ciclo vital, normalmente la reproducción. Algunos ejemplos de esto son los virus y algunas especies parásitas como la tenia. En el mundo de la microbiología existen bacterianas parásitas de eucariotas y procariotas. Algunas de ellas llegan a un grado de dependencia tan grande que se convierten en simbionte (próximamente). Sin poder sobrevivir fuera de la célula hospedadora. Además todos los virus que se mantienen en cultivos, necesitan unos requerimientos especiales para crecer.

Los parásitos más especializados y los virus son difíciles de crecer en el laboratorio puesto que muchas veces han eliminado todo o parte de su sistema replicativo de ADN para ahorrar espacio y energía. Estos organismos se aprovechan de la maquinaria del huésped para copiarse a sí mismo o para conseguir completar su metabolismo. Por eso los medios para crecer o mantener líneas de parásitos intracelulares o virus deben ser lo más parecido a su medio natural, con células vivas a las que poder infectar.

Uno de los componentes comunes en los medios ricos suele ser albumina de suero bovino, la albumina extraída de la sangre. Para conseguir medios ricos y complejos, frecuentemente son los indicados para crecer patógenos, se puede encontrar entre los ingredientes sangre ovina (como en el medio agar-sangre). Esto es debido a que la complejidad y riqueza del fluido sanguíneo aporta a los microorganismos que sembremos en este medio todos los nutrientes que necesiten para vivir, casi con total seguridad.

Por ejemplo, las bacterias patógenas del género Bordetella son patógenos obligados, no sobreviven fuera del hospedador. Estas bacterias necesitan medios con los nutrientes más parecidos a su medio natural. Es por esto que no hay que extrañarse cuando se ven medios con lisados bacterianos o de levaduras, pues intentan conseguir un efecto similar. Estos medios tan ricos y apetecibles para toda clase microorganismos son fácilmente contaminados por microorganismos indeseados, debido a que prácticamente aportan todo lo que cualquier especie podría necesitar.

No siempre basta con aportar los nutrientes necesarios al medio, aunque vengan del hospedador del organismo que intentamos cultivar. Como ya hemos dicho existen organismos que dependen de otros para replicarse. Tomemos por ejemplo a los virus que “cobran vida” exclusivamente dentro de células de vivas.

Para crecer virus en el laboratorio es indispensable crecer un cultivo de tejido animal, vegetal, fúngico o bacteriano, dependiendo de qué infecte el virus. Las células hospedadoras harán capaz al virus de aumentar su número.

Categorías: Microbiología, Virus