Biología

Inicio Virus Virus gigantes y evolución de los virus

Virus gigantes y evolución de los virus

Publicado por Ramón Contreras

Los virus son posiblemente el grupo más controvertido de seres vivos (o no) que se conocen. Precisamente porque todavía no está claro si forman parte del mundo de los vivos. Entre las características propias de los seres vivos se incluye la capacidad de multiplicarse por sí mismo. Por ejemplo, las proteínas pueden multiplicarse, gracias a los seres vivos, pero eso no hace que las proteínas sean seres vivos. En este aspecto los virus “viven” en el limbo entre los seres vivos y el mundo inerte. Contienen material genético (ADN o ARN) que codifica unas proteínas para su multiplicación, sin embargo, no son capaces de reproducirse por sí mismos. Es tal su nivel de parasitismo que han perdido toda la maquinaria necesaria para replicarse y necesitan siempre introducirse en otros organismos para poderse multiplicar.

Otros organismos parásitos tienen una estrategia similar, perdiendo gran número de genes en favor de un material genético pequeño y rápidamente copiable usurpando la maquinaria de su hospedador. La diferencia principal es que estos otros parásitos o no han perdido la maquinaria de replicación propia o si han perdido alguna pequeña parte, se han relacionado evolutivamente con seres vivos capaces de realizar el ciclo completo por sí mismos. Además, ningún otro parásito ha perdido los genes esenciales que no se encuentran en los virus, como los del mantenimiento de las estructuras celulares. Por otro lado, los virus son prácticamente inertes sin la presencia de su hospedador y en el interior del mismo simplemente copian su material genético las proteínas necesarias para hacer una envoltura y el material necesario para infectar nuevas células.

Una de las características más sorprendentes de los virus es que algunos grupos de ellos utilizan el ARN como material genético (son el único grupo de seres vivos en el que esto pasa). Muy poco se sabe del origen evolutivo de los virus. ¿Fueron organismos vivos que debido a su parasitismo extremo han perdido todo material genético innecesario? ¿Son el origen primero de los seres vivos? ¿Surgieron evolutivamente una o más veces? Ninguna de estas preguntas tiene contestación fácil en la actualidad.

Existen grupos de virus cuyo material genético es el ADN, que puede ser bicatenario (como el del resto de los seres vivos) o monocatenario (característica exclusiva del grupo). Pero además existen virus cuyo material genético es el ARN y este puede ser también bicatenario o monocatenario. A esto hay que sumar que cuando el material genético es monocatenario éste puede ser la cadena positiva (la que se ha de copiar para dar lugar a la proteína) o la negativa (la hebra complementaria, que debe ser pasada a ADN primeramente para volver a generarse el ARN).

En general el material genético de los virus es de menor tamaño a los genomas más pequeños de bacterias. Sin embargo, existe un grupo de virus (los virus nucleocitoplasmáticos de ADN de gran tamaño) que codifican muchas más proteínas que una bacteria parásita. Es posible que este grupo, relativamente recién descubierto de virus pueda arrojar algo de luz sobre el origen de los virus, puesto que conservan su maquinaria de replicación. Para aumentar la problemática sobre su origen son las similitudes de su genoma con cada uno de los Dominios de los seres vivos (bacterias, arqueas y eucariotas).

Categorías: Virus