Biología

Inicio Patología, Virus El virus de la viruela

El virus de la viruela

Publicado por Ramón Contreras

La viruela es una enfermedad infecciosa producida por un virus. La viruela es una enfermedad exclusivamente humana, grave y contagiosa. Afortunadamente está declarada como erradicada de la tierra por la OMS (Organización Mundial de la Salud) desde el año 1979. Desde entonces solo se mantiene en dos laboratorios especializados para su estudio. Sin embargo, si se liberase el virus, por accidente o de forma deliberada, como arma biológica, volvería a asolar a la humanidad como antes de su eliminación mediante los procesos de vacunación llevados a cabo durante más de 20 años.

Filogenia e historia evolutiva
: la viruela está causada por el virus Variola virus, clasificado en el género Orthopoxvirus, dentro de la Familia taxonómica Poxviridae. La Superfamilia a la que pertenece es la de los Virus nucleoplasmáticos de ADN de gran tamaño. Variola virus se recoge en el Grupo vírico I, que son aquellas que tienen ADN como material hereditario y que éste forma dobles cadenas. Existen evidencias en fósiles humanos de que el virus de la viruela apareció alrededor del año 10.000 a.C. cuatro especies del género Orthopoxvirus infectan animales (la viruela de las vacas y la viruela de los monos, por ejemplo) y de ellas solo Variola virus humanos.

Una imagen coloreada del virus de la viruela

Una imagen coloreada del virus de la viruela

Descripción: Variola virus tiene la cápsula proteica de forma casi rectangular de gran tamaño, mida unos 320 nm por 260 nm. El ADN de doble cadena consta de 186 Kb. Los extremos de la cadena se repliegan en dos horquillas. El virus de la viruela es el único virus de ADN conocido que se replica en el citoplasma y no en el núcleo de la célula que infecta. Su ciclo celular es complejo, puesto que tiene varias formas infecciosas con diferentes formas de penetrar la pared celular. Tanto la forma del virus con envoltura como la no tiene son infecciosas. La envoltura viral está formada por membrana del Golgi modificada con proteínas virales. Aparece preferentemente en virus animales y su función es ayudar al virus a penetrar en la célula.

Interacción con el ser humano: gracias al esfuerzo mundial realizado en las décadas 1950-1970 la viruela se ha erradicado, por lo que la campaña de vacunación para esta enfermedad terminó a finales de los 70. Las vacunas de esta enfermedad se hacían con viruela de vaca antes incluso de que existieran las vacunas modernas, mediante inoculación en heridas (que ya se practicaba en China en el siglo X d.C.). Lady Montagu fue una viajera inglesa que a su regreso de Turquía inoculó a su familia como había visto hacerlo allí, en el siglo XVIII, aunque no fue hasta el siglo siguiente cuando se desarrollo la vacuna. Durante el descubrimiento de América la viruela llevada por los europeos mermó la población de los imperios Azteca e Inca. En Europa los datos parecen indicar que hasta 60 millones de personas podrían haber muerto durante el siglo XVIII a causa de esta enfermedad.

Profilaxis y Tratamiento: actualmente no se vacuna contra la enfermedad puesto que está erradicada. En el caso de aparecer un brote se consideraría una epidemia y se procedería a vacunar como tratamiento y de forma preventiva.

Síntomas: los primeros síntomas son escalofríos, fiebre muy alta, dolores tanto musculares y articulares como de cabeza, nauseas y vómitos. El síntoma definitivo, las pequeñas erupciones en la piel, aparecen días más tarde. La erupción gana volumen hasta formar pápulas llenas de pus. Que revientan dolorosamente, se secan y forman costras que dejarán cicatrices muy visibles.

Hay dos tipos de viruela, mayor con una letalidad del 30% y más infectiva o la menor con una mortalidad del 1% y tan solo aparecía en el 10% de los casos.

Categorías: Patología, Virus