Biología

Inicio Patología, Virus Dengue, una enfermedad vírica tropical

Dengue, una enfermedad vírica tropical

Publicado por Ramón Contreras

El dengue es una enfermedad de origen vírico. Es endémica de zonas tropicales y subtropicales, pero debido al turismo del primer mundo a los países donde la enfermedad está menos controlada se han reportado casos en gran número de países. Se calcula que en la actualidad casi el 50% de la población mundial está en riesgo de contraer la enfermedad. Fue descrita por primera vez en China alrededor del 600 a.C.

La hembra de este mosquito es el vector que transmite la enfermead.

La hembra de este mosquito es el vector que transmite la enfermead.

Filogenia e historia evolutiva: El virus causante del Dengue (abreviado DEN) pertenece, dentro de la clasificación taxonómica de los virus, al género Flavivirus, que se encuentra a su vez ubicado en la familia vírica Flaviviridae. Por lo tanto pertenece al grupo IV, formado por todos aquellos virus que su material genético sea ARN monocatenario positivo. Existen cuatro serotipos del virus del dengue, denominados DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. Estas cuatro variedades difieren en sus proteínas de tal manera que cada uno presenta antígenos propios. El estudio molecular de sus genomas parece revelar que estos cuatro genotipos se dividen a su vez en variantes o subtipos, regionales dependiendo de la zona del mundo en la que se encuentran.

Descripción: El virus del dengue es un virus de los denominados arbovirus, que son transmitidos por artrópodos (del inglés ARtropods-Borne virus). El Dengue es un virus encapsulado en una esfera proteica (proteínas E y M) y dentro de la envoltura el ARN se encuentra resguardado en una estructura icosaédrica. Entre una capa y otra se encuentra una membrana lipídica procedente de la célula donde se formó.

El virus del dengue se transmite por la picadura de mosquitos, normalmente del género Aedes, especialmentes A. aegypti. Este virus está muy bien estudiado con el fin de intentar prevenir la expansión de la enfermedad. Para ello se recomienda el uso de antimosquitos y evitar las zonas con aguas estancadas donde crecen las larvas. Cuando una hembra de mosquito pica a una persona infectada adquiere el virus que sobrevivirá en su sistema digestivo. Allí el virus se dividirá y cada vez que pique a una persona existe la posibilidad de que transmita la enfermedad.

Interacción con el ser humano: Según datos de la OMS la variante leve del dengue afecta a unos 100 – 75 millones de personas en el mundo al año. Mientras que de la enfermedad hemorrágica se describen medio millón de casos al año de los cuales alrededor de 20.000 acaban con la muerte del paciente. Si una persona supera una infección de uno de los 4 serotipos queda inmunizado contra él, pero no contra los otros 3. En la actualidad no existen fármacos para paliar los dolores. No obstante se está trabajando en una vacuna. Sin embargo, encontrar un antígeno común a los 4 genotipos está resultando complicado. Los 4 serotipos de dengue causan dos enfermedades de gravedad muy diferente. Algunos genotipos de cada serotipo, denominados FD (fiebre del dengue), causan una enfermedad con fiebre y síntomas similares a los de la gripe a los 3 a 14 días de la infección. Sin embargo el dengue hemorrágico (FHD) puede ser letal si no es tratado a tiempo por personal especializado. Se caracteriza por fiebre, dolores en el abdomen y vómitos con sangre.

Categorías: Patología, Virus