Biología

Inicio Patología Triquinosis

Triquinosis

Publicado por Ramón Contreras

La triquinosis es una infección causada por nematodos del género Trichinella. También es conocida como triquinelosis o triquiniasis. Esos gusanos son capaces de infectar primero el aparato digestivo y desde allí extenderse hacia el músculo, los pulmones o incluso el cerebro, aunque esto son los casos más graves de parasitismo por estos nematodos.

Corte histológico de quistes de triquinelosis en tejido muscular.

Corte histológico de quistes de triquinelosis en tejido muscular.

Causas: la causa más común de infección en el ser humano es comer carne de cerdo infectada mal cocinada. Pero no solo el ser humano y el cerdo pueden infectarse de triquinelosis, los carnívoros (entre ellos y para hacernos una idea todos los felinos y cánidos) y los omnívoros (como los roedores, zarigüeyas o erizos) tienen muchas posibilidades de tener estos parásitos. Animales como el oso, el caballo o la morsa pueden pasar igualmente el parásito al ser humano cuando consume carne cruda de alguno de ellos que esté contaminada. Dentro del género Trichinella hay 6 especies que son capaces de parasitar, aunque T. spiralis es la más frecuente (puedes leer más de esta especie en el artículo que le dedicamos aquí, próximamente), también parasitan T. nativa, T. britovi, T. nelsoni y T. pseudospiralis, que no produce quiste.

Estos nematodos producen quistes de larvas en los músculos que cuando son digeridos liberándolas. En el intestino crecen hasta convertirse en adultos. Las larvas que generan éstos son capaces de penetrar la mucosa intestinal y viajar por el torrente linfático hasta los músculos donde producirán quistes que estarán latentes durante años hasta que otro animal se coma la carne infectada.

Síntomas: en el estómago la triquinosis puede producir una fase toxica infecciosa con cólicos , aunque normalmente es asintomática. Alrededor del 50% de los pacientes reportan síntomas gastrointestinales (diarreas y vómitos). Este estado puede alargarse desde uso días a varias semanas. Uno de los síntomas de esta fase es el aumento de la presión ocular y la sensación de cuerpos extraños en los ojos. Al mes de consumir la carne afectada se presenta un cuadro sintomático con fiebre, dolor muscular al respirar o masticar, abdominal y de cabeza. También presenta hinchazón facial y alrededor de los ojos. La formación de quistes en pulmones y corazón pueden acarrear problemas respiratorios más serios y de frecuencia cardíaca, como arritmias.

Profilaxis y tratamiento:Los animales criados a propósito para el consumo humano pasar por controles de calidad que aseguran que estén libres de ése y otros parásitos. Sin embargo las carnes de caza son susceptibles de tener enfermedades propias de la vida salvaje, por lo que se recomienda cocinarlas bien a fin de matar los parásitos que puedan llevar. También un tratamiento de frío por debajo de los 0ºC durante 3 o 4 semanas puede eliminar la capacidad reproductiva de los parásitos. Cuando el parásito está solo en los intestinos pueden tratarse con antibióticos (antiparasitarios), como el mebendazol. Si tiene síntomas de triquinosis y ha comido recientemente carne poco cocinada que ha podido estar contaminada acuda a un médico especialista. Las pruebas de triquinosis incluyen hematogramas, conteo de eosinófilos y anticuerpos y finalmente radiografía y biopsia muscular para comprobar los quistes.

Categorías: Patología