Biología

Inicio Patología Seroprevalencia y COVID-19, el siguiente paso para salir de la pandemia

Seroprevalencia y COVID-19, el siguiente paso para salir de la pandemia

Publicado por Ramón Contreras

La seroprevalencia es la cantidad de individuos de una población que dan positivos para una enfermedad en un estudio deserología. En el caso del CoVir-19, será el número de individuos que presentan anticuerpos específicos para el coronavirus en cuestión en un análisis de sangre. Traspasar una enfermedad el sistema inmune conserva anticuerpos específicos contra la enfermedad para poderse defender más rápidamente en caso de que se vuelva a encontrar con ella.

Durante esta pandemia mundial de COVID-19 la sociedad ha aprendido sobre virus, equipos de seguridad biológica y a leer gráficas de contagios. Si ya lo dice el refrán, a la fuerza ahorcan. El siguiente punto que saldrá en las noticias y estará en boca de todos es la seroprevalencia de la enfermedad. Están empezando a realizarse estudios para buscar que porcentaje de la población tiene anticuerpos específicos de CoVir-19 en su sangre. Para que esto pase el individuo debe haber estado en contacto con la enfermedad y su sistema inmune ha de haber reconocido el virus para generar los anticuerpos y presumiblemente lo ha derrotado.

Estos estudios que salden y saldrán estos días a la luz no podían hacerse antes. Para ellos es indispensable que la mayoría de la población haya estado en contacto con el virus. Una alta seroprevalencia contra una enfermedad indicaría que la mayoría e la población está preparada y protegida contra el virus y posiblemente no se verá afectada por el virus. En esta línea de pensamiento discurre la hipótesis de la “inmunización de rebaño” que trató de conseguir Reino Unido sin éxito. Además, la prevalencia de anticuerpos en sangre para una enfermedad es en lo que se basa, con éxito, la aplicación de vacunas. Puedes leer más sobre la inmunidad de rebaño o de grupo en el artículo que le dedicamos aquí.

Según la Organización Mundial de la Salud, para que la inmunidad de rebaño funcione la seroprevalencia debería rondar el 70% de la población para evitar un nuevo rebrote. En el momento en el que gran parte de la población posee defensas contra el virus la capacidad de contagio disminuye drásticamente y los nuevos casos se reducen. Los estudios (preliminares) que empiezan a publicarse sobre la seroprevalencia a la COVID-19 arrojan unos datos poco esperanzadores. En España solo el 5% de la población tiene anticuerpos contra el coronavirus, mientras que en Francia es de un 10%. Sin embargo, a estas alturas los modelos predictivos estimaban una seroprevalencia entorno al 15% en Europa, rango que no se ha alcanzado en ningún país. A nivel mundial la seroprevalencia a mediados de mayo es del 2-3%.

Para conseguir los anticuerpos para defenderse del virus hay dos estrategias. Por un lado se puede pasar la enfermedad (y sobrevivir) y por el otro se puede adquirir esta inmunidad gracias a una vacuna. Por suerte los datos (estudio del hospital Mount Sinai de Nueva York) indican que los contagios leves generan anticuerpos en el 98% de los casos. La seroprevalencia contra el COVID-19 va aumentando, y llegará hasta el 70%, a costa de ir infectando a más población, con el riesgo mortal que eso supone. La pregunta siguiente será ¿Llegará la vacuna a tiempo para proteger a la población?

Categorías: Patología