Biología

Inicio Patología ¿Se está aplanando la curva de vacunación contra COVID?

¿Se está aplanando la curva de vacunación contra COVID?

Publicado por Ramón Contreras

El proceso de vacunación contra la COVID qu se esta llevando a todo el mundo puede sufrir una desaceleración antes de llegar a la inmunidad de rebaño. Ya se está viendo que países como EE. UU. o Israel donde la vacunación empezó muy pronto y con gran fuerza está llegando a una planicie en su curva ascendente cerca del 60%. Cada vez hay menos gente que se está vacunando, están perdiendo velocidad. Esto es normal y esperable cuando se está muy cerca de conseguir el 100% de vacunados, puesto que al haber menos gente que necesita vacunarse pueden espaciarse más por motivo de horarios o para disminuir el personal sanitario. Sin embargo, hay varios factores propios al país o propios de la estrategia de vacunación que pueden dar pie a que la curva se ralentice. ¿Pasará esto mismo en los países europeos, asiáticos o en el resto de países americanos?

Para empezar vamos a ver los motivos intrínsecos a la población. En un país como Israel donde alrededor del 12% forman parte de un grupo religioso ultraortodoxo que rechaza completamente la vacuna se asume que nunca habrá más de un 88% de vacunados como máximo, puesto que todavía habrá gente que no siendo de ese grupo decida no vacunarse. En Israel, como en todo el mundo, la campaña de vacunación es voluntaria y la gente que decide no vacunarse no tiene ningún tipo de restricción o diferencia respecto a la que sí se vacuna. Mientras que no se aísle a esta gente, los grupos de antivacunas o negacionistas impedirán que la campaña de vacunación sea 100% efectiva y constituirán un reservorio del virus donde podrá sobrevivir y mutar a sus anchas hasta que pueda reinfectar al resto de la población.

Por otra parte la propia campaña de vacunación por edades entraña algunos frenos a la inmunización total. Dependiendo de la cantidad de población joven de cada país, que todavía no ha entrado en fase de vacunación, es imposible que se alcance según que grados de vacunación hasta que no se abra la vacunación a los jóvenes. Si tenemos una población de un 28% de jóvenes (como es el caso de Israel) y todavía no se les aplica la vacuna, es imposible que alcancemos más de un 72% de vacunados. De esta manera si empezamos a sumar grupos que no se vacunan entendemos como las curvas de vacunación no siguen creciendo al mismo ritmo.

En EE. UU. se está dando un caso similar con segmentos poblacionales. Dependiendo de los estados y la confianza en los sistemas de salud de cada uno de ellos se pueden ver diferencias en las tasas de vacunación. Incluso sortean millones de dólares entre los vacunados para incentivar a la gente a ponérsela.

En Europa o América hay que ver la proporción de jóvenes/ adultos de cada país para ver hasta que ratio podemos esperar llegar en cuanto tiempo. Además, la conciencia científica de cada país será clave para la aceptación de las vacunas. Al ser opcional ponerse la vacuna al principio todo el mundo que esté convencido de su necesidad se la pondrá mientras que a medida que pasa el tiempo solo quedarán los incrédulos, la gente poco informada sobre los efectos secundarios y los negacionistas sin vacunarse y las tasas de vacunación se detendrán. Habrá que ver si con los niveles de vacunación de cada país es suficiente para evitarla dispersión del virus.

Categorías: Patología