Biología

Inicio Patología Qué es un sarcoma

Qué es un sarcoma

Publicado por Ramón Contreras

Los sarcomas son un tipo de cáncer. Son aquellos que se originan en tejidos blandos, principalmente los músculos, pero también se denominan sarcomas a los tumores que contraen huesos, nervios, vasos sanguíneos o los tejidos más profundos de la piel. Los sarcomas se contraponen a los tumores que surgen en tejidos concretos como puede ser el hígado, el intestino o el cerebro.

Los sarcomas son el tipo de tumor que con mayor probabilidad es benigno. Los tejidos blandos son especialmente sensibles a la formación espontánea de mutaciones en parte debido a que sus células son de las más activas en el ciclo biológico en comparación con otros tejidos. Pero además, son mayoritariamente benignos, en comparación a los problemas que causan los tumores de otros tejidos, aunque sean de alta regeneración como el hígado. Los sarcomas crecen desmesuradamente llegando a deformar el tejido que los contiene, ya sea un músculo o un hueso. Es por esto que muchas veces se opta por la extirpación del tumor como método más eficaz para impedir su reproducción.

En general los sarcomas no son dolorosos de por sí y no provocan ningún síntoma característico. Sin embargo pueden llegar a causar daño cuando al crecer presionen algún nervio, a parte de eso tan solo la malformación del tejido y una rojez serán todos los indicadores externos de un sarcoma. Para sospechar que un sarcoma es maligno se ha de considerar si es mayor de 5 cm de diámetro, su crecimiento es rápido y está situado en un tejido profundo. En caso contrario es posible que no sea maligno, pero igualmente hay que acudir al médico para hacer los análisis pertinentes.

En huesos y músculo las extremidades son el lugar más frecuente en la que aparecen puesto que ahí es donde se encuentran los huesos y músculos más grandes. Aunque eso no descarta que aparezcan en otras partes como el cuello o la espalda. Además, por lo general se detectan en personas adultas, entre 20 y 60 años, aunque algunos casos de sarcomas especialmente raros como el de tipo Edwing o el rabdomiosarcoma se dan concretamente en niños. Al ser un nombre bastante genérico, existen más de 50 tipos diferentes de sarcomas, dependiendo del tejido o de la gravedad. Los más frecuentes son los osteosarcomas, los tumores de hueso, que ocurren en brazos y piernas.

El fibrosarcoma del adulto y el sarcoma alveolar de partes blandas son los que afectan a más númeor de personas, y el primero tiene un rango de edad más amplio, incluso niños pero el segundo se da sobretodo en jóvenes adultos y sin motivo conocido son mayoritariamente detectados en las piernas, más que en los brazos.

El angiosarcoma o el linfosarcoma afectan a los vasos sanguíneos y linfáticos. Ambos pueden aparecer con mayor frecuencia tras tratamientos con radiación y se cree que puede ser debidos a la migración de células a esos tejidos.

Como todos los tumores los sarcomas pueden tener una causa genética. Una predisposición debida a una mutación en un gen clave del control de la división genética. Pero además se consideran la exposición a radiación y a productos tóxicos como las principales causas de sarcomas. Siendo la exposición a radiación para tratar otros cánceres una de las causa que se valoran con frecuencia en estos casos.

Categorías: Patología