Biología

Inicio Patología Qué es la codeína

Qué es la codeína

Publicado por Ramón Contreras

La codeína es un medicamento prescrito comúnmente para contrarrestar la tos improductiva, los dolores de todo tipo de intensidad leve o moderada y la diarrea, así como para disminuir la problemática del síndrome del colon irritable. Se administra en múltiples formatos, tanto en jarabe o pastillas como en inyectables o supositorios. Fue descubierta en 1832 (tan solo 26 años después del descubrimiento de la morfina) por el químico francés Pierre Robiquet, también descubridor de la alizarina, uno de los tintes más utilizados, que da color rojo. Desde su descubrimiento su uso ha ido en aumento debido a que el ser humano la tolera mucho mejor que otros opiáceos utilizados con efectos similares.

La codeína es un alcaloide que produce de forma natural, entre otros alcaloides, el opio. Como otros alcaloides la codeína, químicamente metilmorfina, tiene efectos analgésicos, sedantes y narcóticos. Su nombre sistemático es (5a, 6a) -7,8- didehidro -4,5 –epoxi -3- metoxi -17-metilmonfinan -6-ol. Es un compuesto orgánico de 18 carbonos, 21 hidrógenos, 1 nitrógeno formando un anillo heterocíclico y tres oxígenos, con un peso molecular de 299,36 g/mol.

En comparación con la morfina la codeína es mucho menos efectiva como sedante aunque sus efectos secundarios son menores (vómitos, mareos, somnolencia, problemas para orinar o defecar, etc. Similares a los de la morfina) y una de las diferencias más significativas es que no genera dependencia, como sí lo hace el uso continuado de morfina. Una sobredosis de codeína puede provocar depresión respiratoria. El uso continuado de codeína a dosis excesivas sí puede crear dependencia, por eso es recomendable alternar su toma con otros medicamentos similares para evitarlo.

En la actualidad la codeína se encuentra en multitud de medicamentos, tanto sola como acompañando a otros fármacos para reforzar su efecto o complementarlo. Es frecuente encontrarla en jarabes con otros antitusígenos o en pastillas con paracetamol para aliviar los dolores de cabeza o musculares.

La codeína como otros muchos medicamentos es de prescripción médica y debe ser recetada por un especialista de forma obligatoria en Méjico, mientras que en otros países su adquisición no requiere receta médica. Además, y debido a sus efectos, no se recomienda su uso en menores de 12 años, mujeres embarazadas o lactantes, puesto que puede pasar en la leche al bebé. Esto es debido a que en el hígado la codeína se metaboliza, produciéndose morfina en pequeña cantidad. Tan solo un porcentaje entre el 5 y el 10% de la codeína es metabolizado en el hígado a morfina, por lo que las dosis recomendadas de codeína no alcanzan nunca a producir una gran cantidad de morfina como para ser peligrosa para la salud.

En los niños pequeños esta cantidad puede ser suficiente para ocasionar fallo respiratorio, por sobredosis. Estos efectos que pueden ser letales son más notorios en niños con hipersensibilidad al medicamento o si no se respetan las horas de las tomas, que son cada 4 o 6 horas, dependiendo de la cantidad de cada toma. Puedes leer más sobre cómo se metaboliza la codeína en el cuerpo en el artículo que le dedicamos al tema aquí (próximamente).

Categorías: Patología