Biología

Inicio Patología Picadura de mosquito

Picadura de mosquito

Publicado por Ramón Contreras

Durante el verano mucha gente se preocupa por las molestas picaduras de los mosquitos. Pero la verdad es que el tema no es tan baladí y resulta de importancia mundial. En el mundo más de 250 millones de personas son afectadas por la malaria o paludismo, que se transmite mediante la picadura de los mosquitos. Los repelentes de mosquitos permiten el control si no la erradicación de enfermedades como la malaria. Otras enfermedades como el dengue o la fiebre amarilla se extienden en la población mediante el mosquito.

Las molestas picaduras de mosquitos pueden ser fatales en zonas tropicales con enfermedades endémicas.

Las molestas picaduras de mosquitos pueden ser fatales en zonas tropicales con enfermedades endémicas.

Se reconoce como mosquitos a todos los miembros del suborden Nematocera, del Orden Diptera, de la Clase Insecta. Los más conocidos son los de la Familia taxonómica Culicidae con más de 2700 especies, sus géneros más reconocidos son Anopheles y Aedes, puesto que son vectores de enfermedades. No todas las especies de mosquito que están extendidas alrededor del mundo chupan sangre. En las especies “chupasangre” las hembras de mosquito sí toman sangre de animales, entre ellos el ser humano. Sin embargo, no lo hacen para alimentarse, sino como suplemento proteico a su dieta vegetariana para que sus huevos se desarrollen correctamente.

La hembra al picar a un ser humano y encontrar un vaso sanguíneo expulsa su saliva con propiedades anticoagulantes y luego succiona todo lo que puede. De esta manera las bacterias, virus y otros parásitos que causan enfermedades pasan hospedador en la saliva del mosquito. Las hembras de mosquito usan su olfato para encontrar a su presa. Las antenas de las mosquitas les llevan hasta su objetivo a pesar de estar a oscuras.

Es por culpa de la capacidad anticoagulante de la saliva por la que las picaduras de mosquitos son molestas, producen comezón y se inflaman. El cuerpo reacciona ante cualquier lesión de la pared de los vasos sanguíneos aumentando la coagulación sanguínea para evitar la pérdida de sangre. Como la hembra de mosquito ha introducido un anticoagulante esto no ocurre y el cuerpo reconoce que algo no está respondiendo correctamente. En esta situación se libera histamina (igual que en las reacciones alérgicas). La histamina crea un área alrededor de la picadura con los vasos sanguíneos dilatados para atraer a los anticuerpos que defenderán al hospedador. Al expandirse los vasos sanguíneos los nervios circundantes se irritan, causando el picor que acompaña a las picaduras y que tarda un rato en empezar desde que se produce la picadura.

La picadura tiene efecto inmediato. La piel alrededor de la picadura se enrojece y dura entre varios minutos y unas horas. De forma tardía, se forma una pápula o abultamiento, acompañada de picor intenso. La pápula puede durar entre horas y 2 días, normalmente. Al rascar la picadura se extiende la saliva del mosquito por la sangre y se aumenta la zona afectada/ inflamada.

Para evitar el picor se pueden usar algunas soluciones calmantes con calamina o amoniaco. Además evitar la dilatación de los vasos sanguíneos también puede ayudar a prevenir el picor, para ello se puede aplicar hielo o usar algún tipo de vaso depresor.

Existen en el mercado varios tipos de anti mosquitos. Los de ultrasonidos, los de luz ultravioleta y los químicos. Puedes leer nuestro artículo sobre los anti mosquitos aquí .

Categorías: Patología