Biología

Inicio Patología Lupus: causas y síntomas

Lupus: causas y síntomas

Publicado por Ramón Contreras

El lupus es una enfermedad crónica, degenerativa en la que el sistema inmunitario se ve comprometido. No existe una cura a esta enfermedad, tan solo medidas paliativas o medidas profilácticas para evitar brotes de la enfermedad en los afectados. El lupus es una enfermedad que afecta a una gran variedad de órganos. En esta dolencia el sistema inmune del afectado ataca las células del propio cuerpo como si fueran agentes extraños, causando considerables problemas para el afectado. Puedes leer más sobre la enfermedad en el artículo que le dedicamos a su profilaxis, diagnóstico y tratamiento, aquí (próximamente).

Muchas veces el dolor articular del lupus puede confundirse con reuma.

Muchas veces el dolor articular del lupus puede confundirse con reuma.

Síntomas: El lupus es una enfermedad complicada de diagnosticar, puesto que sus síntomas son en las primeras fases muy generalistas. Cansancio, fiebre sin causa aparente, pérdida de peso, llagas en la boca, ganglios inflamados, hipersensibilidad a la luz solar, sarpullidos y dolor articular o muscular son los síntomas más comunes de una larga lista. Aunque dependiendo de los pacientes pueden estar presentes o no. El dolor y la inflamación articular y muscular forma parte del proceso normal de reacción ante un agente potencialmente infeccioso, tal como una herida, tanto externa como interna.

Los síntomas aparecen y desaparecen sin motivo alguno, cuando aparecen se dice que el paciente ha sufrido un brote. Durante los brotes se ha descrito que puede caerse el cabello en muchos de los afectados, además de los síntomas antes mencionados. Existen otros síntomas menos frecuentes como pueden ser mareos, anemia, depresión, o estado de confusión. Los que presentan todos los afectados son

Causas: Las causas del lupus son desconocidas hasta el momento. Existen evidencias de una tendencia o predisposición genética hereditaria a manifestar la enfermedad. Sin embargo, la simple predisposición genética no es suficiente para padecer la enfermedad. Puesto que tan solo al 10% de los afectados se les ha encontrado un familiar de primer grado, un padre, hijo o hermano, que presentase las variaciones genéticas que se cree que son las responsables del lupus. Hasta el momento se conocen tan solo dos genes relacionados con el Lupus, uno en el cromosoma 1 y otro en el cromosoma 6, ambos están relacionados con el sistema inmune.

Los estudios realizados muestras que el lupus es una enfermedad que afecta mayoritariamente a mujeres. La frecuencia es de un hombre por cada diez o quince mujeres afectadas. Éstas contraen la enfermedad preferentemente durante la edad fértil, comprendida entre los 20 y 40 años. No obstante también se han declarado casos en individuos de avanzada edad o en la edad infantil. Independientemente del sexo los síntomas y el curso de la enfermedad una vez desencadenada es igual. Se barajan diferentes hipótesis sobre el desencadenante de la enfermedad, entre ellos se encuentra la exposición a la luz solar, puesto que los pacientes suelen tener hipersensibilidad a la luz ultravioleta.

Los estrógenos, las hormonas femeninas, también parecen estar relacionadas con la aparición de la enfermedad, pero no se sabe en qué medida. Entre las mujeres las de raza caucásica son las menos afectadas de todas, las mujeres de ascendencia americana, asiática y africana tienen mayor propensión a contraer esta enfermedad. No obstante, se desconoce porqué existe esta diferencia étnica.

Categorías: Patología