Biología

Inicio Microbiología, Protistas Plasmodium vivax, uno de los causantes de la malaria

Plasmodium vivax, uno de los causantes de la malaria

Publicado por Ramón Contreras

El género Plasmodium incluye a varias especies capaces de causar infecciones en el ser humano y otros animales. El ciclo vital de estos eucariotas unicelulares se caracteriza por tener dos tipos de hospedadores, por un lado el animal (mamífero, reptil o ave) en el que desarrolla una enfermedad y además un agente vector, que transmite la enfermedad entre individuos. De entre todas las especies del género Plasmodium vivax es la causante de una variante de malaria denominada benigna, puesto que no causa una enfermedad tan acuciante como otros tipos de plasmodium.

Filogenia e historia evolutiva: P. vivax es una de las 175 especies descritas del género Plasmodium. Dentro de este género hasta 4 especies son las causantes de la enfermedad de la malaria: P. vivax, P. oval, P. malarie y P. falciparum, que causa la variante más grave de todas. Este grupo taxonómico forma parte de la Familia Plasmodiidae, del que es el género tipo. A su vez pertenece al Orden Haemosporida (grupo en el que todos son parásitos internos con dos huéspedes), dentro de la Clase Aconoidasida, que se clasifica en el Filo Apicomplexa del Reino Protista, los eucariotas tanto unicelulares como pluricelulares que no pueden clasificarse dentro de los tres grandes Reinos de eucariotas (Animalia, Plantae y Fungi).

Descripción: P. vivax tiene dos morfologías diferentes dependiendo de si se encuentra en el vector o en el huésped. En el huésped parasita eritrocitos, glóbulos rojos, en él se reproduce asexualmente. La forma vegetativa llamada trofozoíto, se alimenta fagocitando proteínas del eritrocito. En el intestino del mosquito se encuentran los gametos absorbidos de la sangre infectada, dando lugar a la forma de vida esporozoitos que se acumularan en las glándulas salivales del mosquito listas para infectar. Puedes leer más sobre el ciclo vital de los plasmodios en su propio artículo aquí (próximamente).

Distribución y hábitat: conjuntamente con P. falciparum son las especies causantes de la malaria más extendidas por el mundo. Estos protistas, así como su vector, las hembras del mosquito Anopheles, son endémicos de las regiones tropicales tanto en África como en el contiene americano. Los mosquitos que expanden a este protista se hallan en localidades por debajo de los 1700 metros y son más activos de noche y en el interior de las casas.

Interacción con el ser humano: desde finales de la década de 1990 están empezando a aparecer cepas resistentes a antibióticos tanto para P. falciparum como para P. vivax, es por eso que el uso de antibióticos se recomienda tan solo en las zonas endémicas de la enfermedad y otras curas paliativas en otras localizaciones del mundo. Gracias a las mejoras en la sanidad del agua (como el secado de pantanos) la malaria es una enfermedad erradicada de muchos países. Sin embargo sigue siendo una de las principales enfermedades en las zonas tropicales. Las precauciones contra la enfermedad son la sanidad del agua estancada, para evitar la propagación de los mosquitos. Puedes leer más sobre la malaria en su propio artículo aquí (próximamente). La anemia falciforme (una enfermedad de origen genético endémica africana) debido a la malformación de los eritrocitos de la sangre representa una forma de resistencia ante la malaria, por lo que la enfermedad anemia se ha fijado en la población en lugar de ser eliminada como una mutación maligna, puesto que otorga cierta resistencia ante una enfermedad peor, la malaria. Lee más sobre la relación entre malaria y anemia falciforme y fijación genética en la población africana en su artículo aquí (próximamente).

Categorías: Microbiología, Protistas