Biología

Bacilo de Koch

Publicado por Ramón Contreras

El bacilo de Koch es una bacteria que toma su nombre de su descubridor, Robert Koch, médico francés del siglo XIX. Al que se le concedió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1905. En realidad el bacilo de Koch es Mycobacterium tuberculosis una bacteria que causa la tuberculosis en los seres humanos. Por este motivo Koch la estudió y descubrió que era la causante de la enfermedad. Además de este descubrimiento el Dr. Koch creó los postulados de Koch, pilares de la microbiología, de los que puedes leer más en su artículo aquí (próximamente).

Filogenia e historia evolutiva: el género Mycobacterium está formado por unas 30 especies, de las cuales media docena causan enfermedades. Es el género tipo de la Familia taxonómica Mycobacteriaceae, que se recoge dentro del Suborden de las corinebacterias, Corynebacteinae, que pertenece al Orden Actinomycetales. Finalmente se recoge este orden en el Filo Actinobacteria del Dominio Bacteria. Se denomina Complejo Mycobacterium tuberculosises a un grupo de 8 especies, no diferenciables por las pruebas clínicas convencionales: Mycobacterium tuberculosis, la especie principal del complejo y M. bovis, M. africanum, M. microtti, M. caprae, M. pinnipedii y M. canetti.

Descripción: M. tuberculosis tiene forma de bastón o bacilo. Su crecimiento es muy lento en comparación con otras bacterias, tarda unas 16 horas en dividirse. En placa necesita unas 2 semanas para poderse ver las colonias. Debido a que fue descubierto hace tiempo, su genoma está completamente secuenciado, por lo que se espera que las cuatro especies que forman el Complejo se puedan diferenciar.

El sistema inmune humano tiene multitud de dianas a las que atacar en la pared de la bacteria. Recientemente se han encontrado especies resistentes a los antibióticos normales, como la rifampicina y la ampicilina. Se consideran cepas multirresistentes o ultrarresistentes dependiendo de la cantidad de antibióticos a la que es resistente cada cepa. Se ha estudiado estas resistencias y parecen ser causadas por mutaciones en regiones del genoma en zonas intergénicas.

Distribución y hábitat: los bacilos de Koch son muy resistentes a las bajas temperaturas, pero sensibles al calor. No resiste a la pasteurización. Para crecer necesita de la presencia de oxígeno. En condiciones adversas las bacterias pueden encapsularse para tomar una forma de resistencia. Es frecuente el medio Lowenstein Jensen o Ogawa para su crecimiento. Se caracterizan por ser bacterias alcohol y ácido resistentes, por lo que al crecer en medio de cultivo las colonias son incoloras o blancas. Las colonias tienen dimensiones variables y esféricas.

Interacción con el ser humano: el bacilo de Koch es el agente causante de la tuberculosis. El ser humano sano o enfermo es el reservorio natural de M. tuberculosis, aunque otras especies del complejo se pueden encontrar en ganado bovino.

Puedes leer más sobre esta enfermedad, que en la actualidad se considera erradicada del primer mundo en su artículo aquí (próximamente). A pesar que es capaz de infectar todos los órganos, aunque siempre es más común que cause una infección pulmonar. Desde los pulmones la infección se extiende por el torrente sanguíneo o linfático, extendiéndose por el resto de órganos. Desgraciadamente los síntomas aparecen cuando la infección está muy avanzada.

Categorías: Bacteriología, Microbiología