Biología

Inicio Hongos Los hongos con células flageladas

Los hongos con células flageladas

Publicado por Victoria González

Los hongos con células flageladas en su ciclo celular pertenecen a dos subdivisiones:
– Haplomastigomycotina: células con un flagelo.
– Diplomastigomycotina: células con dos flagelos.
Dentro de la subdivisión Haplomastigomycotina hay varias clases: en los ambientes húmedos y acuáticos se encuentran las clases Chytridiomycetes, con un flagelo liso y de inserción posterior, y Hyphochytridiomycetes, de flagelo con bárbulas y de inserción anterior. Por otro lado, los organismos de tipo mucilaginoso pertenecen a la clase Plasmodiophoromycetes.

hongosç

En la clase Chytridiomycetes hay cerca de 800 especies, y tienen gran relación con los protozoos. Pertenecen a aguas tanto dulces como marinas, y son saprófitos o parásitos de organismos acuáticos, ya sean algas, hongos pequeños o raíces de plantas acuáticas. Sus efectos no suelen ser graves, pero a veces actúan como vectores de virus muy peligrosos.

En la clase Hyphochytridiomycetes hay pocas especies. Viven en medios acuáticos y algunos son saprófitos. Generalmente son parásitos epibiónticos: emiten hifas dentro del hospedador para alimentarse.
En la clase Plasmodiophoromycetes la fase vegetativa es ameboide o plasmodial. Por eso, algunos autores los consideran pertenecientes al grupo de los gymnomycota. Todos son parásitos endobióticos: parasitan organismos acuáticos: algas, peces, raíces de plantas vasculares, plantas cultivadas, etc.

Dentro de la subdivisión Diplomastigomycotina, con células de dos flagelos, se encuentra la clase Oomycetes. Se cree que estos organismos pueden tener un origen común con la división de algas heterocontófilas. Su pared celular no tiene quitina, sino microfibrillas de celulosa. El ciclo de vida es monogenético diploide, y tienen meiosis gamética. Con respecto a su aparato vegetativo, los más primitivos son unicelulares, y los más evolucionados tienen un aparato vegetativo con células sifonadas. Pueden ser saprófitos o parásitos endobióticos. La reproducción es asexual y sexual, y presenta características especiales. En la reproducción asexual se generan zoosporas, originadas en los esporocistos, y se da un fenómeno particular: diplanetismo: se producen dos tipos de zoosporas diferentes. La reproducción sexual se produce por contacto gametangial.

Respecto al ciclo de vida, tomamos como referencia al género Saprolegnia. El micelio tiene hifas ramificadas, cenocíticas y sin tabiques, excepto cuando se producen los esporocistos, que producen zoosporas mitóticas: piriformes, biflageladas y con inserción en el ápice.
Las esporas entran en fase de reposo y se enquistan. Los quistes vuelven a germinar y se producen otras zoosporas diferentes, que son vermiformes, biflageladas y pleurocontas. Este es el fenómeno de diplanetismo. En condiciones ambientales adecuadas se produce un micelio de hifas sifonadas.

La reproducción sexual es por contacto gametangial. En el micelio se diferencia un órgano sexual femenino u oocisto, y masculino o anterocisto. Los núcleos sufren meiosis y dan lugar a núcleos haploides. En el oocisto se diferencian de una a varias oosferas muy bien delimitadas, y en los anterocistos se diferencian los gametos masculinos. El anterocisto emite un tubo copulador hacia las oosferas y ahí pasan los gametos masculinos. Tras la fecundación se producen los zigotos diploides. Los zigotos se rodean de una gruesa membrana, se cargan de sustancias de reserva y se forman las esporas de resistencia u oosporas, que se liberan por la destrucción de la pared del oocisto en condiciones favorables y germinan.

Categorías: Hongos