Biología

Inicio Hongos, Patología Botrytis, la podredumbre gris de la huerta

Botrytis, la podredumbre gris de la huerta

Publicado por Ramón Contreras

Los hongos son uno de los principales patógenos de las plantas. Si bien también hay hongos que atacan a los animales es más frecuente que invadan los cuerpos de las plantas por el tipo de vida que llevan (cerca del suelo, con altas necesidades hídricas, etc.). Uno de los hongos que más impacta en la economía mundial es conocido comúnmente como botritis y sus principales hospedadores son la vid y la fresera, aunque es capaz de infectar a un abanico mayor de vegetales e incluso se ha descrito su crecimiento patógeno en animales. La enfermedad en vegetales se denomina podredumbre gris o moho gris.

Filogenia e historia evolutiva: El moho gris se corresponde con la especie B. cinerea (o su sinónimo B. fuckeliana), dentro del género Botriotinia, que cuenta con 22 especies en su mayoría patógenos vegetales. Todas ellas se clasifican en la familia taxonómica Sclerotiniaceae del Orden Helotiales, que cuenta con algunos de los peores patógenos de plantas que se conocen. Este grupo pertenece a la Clase taxonómica Leotiomycetes, de la División Ascomycota del Reino Fungui.

Descripción: Sobre las plantas aparece como un moho marrón o gris (de ahí su nombre) sin forma definida aterciopelado del que surgen los cuerpos sexuales de tamaño milimétrico, que dan la sensación de que tiene espinas. Los hongos del grupo Leotiomycetes se caracterizan por dos cosas: 1) su reproducción sexual por ascas cilíndricas y con un poro circular en su extremo dentro de ascocarpos. Las esporas que se dispersan por este agujero están recubiertas de varias capas transparentes. 2) Además puede reproducirse asexualmente por conidios. En ambos casos la dispersión es por el viento. Además puede formar esclerocios, masas duras con material de reserva y del último vegetal que invadió para sobrevivir a temporadas desfavorables. En las plantas puede infectar cualquier tejido, especialmente hojas senescentes y flores, siendo estas últimas su objetivo más frecuente, sobretodo cuando ya están marchitándose. En los tallos forma heridas con círculos concéntricos. El hongo acaba matando el tejido infectado de la planta para alimentarse de él. Si bien la planta no tiene porqué morir, su producción disminuye y muchas veces infecta los frutos de las flores que había infectado, haciendo que no se puedan vender.

Distribución y hábitat: Su distribución es a nivel mundial. La actividad humana ha llevado a estos hongos a todos los lugares donde hay cultivos de interés agrícola, aunque es muy posible que ya estuviera en la mayoría de los lugares de manera natural. Como todos los hongos depende de las condiciones climáticas para aparecer (90-95% de humedad y temperaturas entre 18 y 23ºC) y de la presencia de hospedadores obviamente. Gracias a que ataca flores y frutos las plantas pueden seguir viviendo.

Interacción con el ser humano: Su importancia a nivel económico es clara puesto que las plantas que son atacadas disminuyen su producción, ya sea de uva, fresas o incluso cereales. Sin embargo, en Hungría se deja que este hongo infecto a las uvas para que acelere su senescencia, creando un proceso similar al secado para convertirlas en pasas. Estas uvas se emplean para confeccionar un vino dulce de excepcional sabor muy apreciado en el mundo entero, el Tokaj (Tokay).

Categorías: Hongos, Patología