Biología

Inicio Genética Encuentran un insecto con genes de planta para protegerse de toxinas vegetales

Encuentran un insecto con genes de planta para protegerse de toxinas vegetales

Publicado por Ramón Contreras

Un insecto que posee un gen de planta ya no es ciencia ficción. Si hasta ahora encontrábamos algunos casos de seres vivos que practicaban la transmisión horizontal de información ahora hay que añadir uno nuevo en el que es un insecto que hace millones de años se apropió de un gen de planta y que en la actualidad lo utiliza para defenderse de una toxina vegetal. La transferencia horizontal de genes es un hecho medianamente común en bacterias, de hecho se crean estructuras concretas para tal fin y hay bacterias que usan este tipo de acciones para integrar su propio genoma dentro de plantas a las que parasitan. Otro de los casos más sonados era el de un gusano marino que comía algas y que era capaz de incorporar cloroplastos, los orgánulos celulares típicos de vegetales. Estos gusanos marinos podían gracias a estos cloroplastos realizar la fotosíntesis de forma funcional y obtener una energía extra que los ayudaba a vivir. Los virus son otro de los grupos que han pasado sus genes a otros seres vivos, los restos de transposones y retrovirus en el genoma humano son un indicativo de su lucha por inactivar virus. De hecho, los mecanismos para inactivar virus actuales se basan en secuencias de virus antiguos.

Algo similar hace este insecto, la pequeña mosca blanca. Gracias a un virus tomado de plantas es capaz de sintetizar una antitoxina para impedir morir cuando come determinadas plantas, como las tomateras. Esto le convierte en uno de los mayores depredadores y con más éxito de estas plantas que se protegen de otros herbívoros de esta manera. La mosca blanca es la familia taxonómica Aleyrodidae y tan solo algunas de sus especies contienen este gen protector. En un trabajo publicado en la revista Cell se ha demostrado en primer lugar que cuando se inhibía o suprimía este gen las moscas blancas eran atacadas por la toxina y morían cual hijo de vecino de otro insecto cualquiera. Se cree que el “robo” de genes pasó hace millones de años y que forma parte de una carrera entre las plantas y los insectos por imponerse. De hecho, se cree que durante todo este tiempo ambos grupos han sido capaces de incorporar varios genes procedentes de bacterias que los han hecho más resistentes. Esto es muy interesante puesto que una de las tecnologías actuales de la creación de plantas transgénicas es precisamente así. Las plantas Bt cuentan con un gen de una toxina de Bacillus turingiensis, que causa la muerte de los virus que la ingieren.

En este caso, la mosca blanca ha robado también un gen para poder contrarrestar la ventaja evolutivo a que había conseguido la planta gracias a su toxina. El barrenador del fruto del café (Hypothenemus hampei) se sabe que contiene un enzima propio de bacterias que le permite obtener mayor cantidad de energía de degradar las paredes celulares vegetales y que el gen que lo codifica era originario presumiblemente de bacterias de su sistema digestivo. Está claro que en esta batalla de armamento todo vale y los genes para ello se encuentran en cualquier parte.

Categorías: Genética