Biología

Inicio Botánica, Ecología, General Polinización 

Polinización 

Publicado por Marlene

La polinización es el proceso de fertilización que requieren las plantas para reproducirse. Solo cuando una planta ha sido polinizada puede producir semillas y frutos. 

La polinización se produce cuando el polen, el gameto masculino de una planta, se transfiere de la parte masculina de la flor (antera) a las partes femeninas (estigma) de otra planta de la misma especie. El polen comienza a crecer y forma un tubo polínico en la superficie del estigma, que navega a través del tejido de la flor hasta que alcanza un óvulo dentro del ovario. El núcleo del grano de polen luego pasa a través del tubo polínico y se fusiona con el núcleo del óvulo. Después de este proceso, las partes femeninas de la planta se fertilizan y los óvulos se convierten en semillas. Las semillas contienen toda la información genética que se requiere para crear una nueva planta. 

Una pequeña cantidad de plantas se autopoliniza y, por lo tanto, no requiere ninguna ayuda de fuentes externas, aunque la mayoría son polinizadores cruzados y dependen de otros organismos o procesos naturales para reproducirse. La mayoría de las plantas dependen totalmente de la relación simbiótica mutualista que tienen con los polinizadores para poder reproducirse, y sus polinizadores dependen de las plantas como fuente de alimento. Un porcentaje mucho más pequeño de plantas depende de los procesos físicos de la Tierra para transportar su polen y ha desarrollado muchas formas para garantizar que su polen llegue al destino correcto. 

Tipos de polinizacion 

Todas las especies de plantas tienen un método principal de reproducción, basándose en una adaptación evolutiva específica que ayuda a la polinización. A pesar de esto, una gran cantidad de plantas también tendrán la capacidad de reproducirse utilizando otro método de polinización, usándolo como un seguro adicional en caso de que el primer método falle.

 Polinización cruzada 

Las plantas de polinización cruzada son autoincompatibles, por lo que necesitan propagar su polen a una planta diferente de la misma especie para reproducirse. Hay tres factores externos que permiten a las plantas separar su propio polen de ellas mismas: los polinizadores, el viento y el agua. 

Polinizadores

Los polinizadores son responsables de la reproducción en la mayoría de las especies de plantas, tanto naturales como cultivadas, y desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de las comunidades de plantas en todo el mundo. Las plantas producen néctar para atraer y alimentar a los polinizadores y esta generosidad es devuelta por el visitante que propaga el polen que, sin saberlo, ha adquirido mientras está en contacto con la planta. Esta relación simbiótica mutualista es la estrategia de reproducción para más del 80 por ciento de las especies de plantas del mundo. 

Los polinizadores vienen en todas las formas y tamaños, desde insectos tan pequeños que son invisibles a simple vista hasta grandes primates y murciélagos. Algunos polinizadores son generalistas y visitarán numerosas especies de plantas diferentes para el néctar, mientras que otros dependen totalmente de una especie específica y pueden haber desarrollado adaptaciones que les permiten alimentarse de plantas que otros no pueden.

Categorías: Botánica, Ecología, General