Biología

Inicio Fisiología Vegetal Los cotiledones

Los cotiledones

Publicado por Ramón Contreras

Los cotiledones son las primeras hojas que desarrollan las plantas. Estas «falsas hojas» no tienen la morfología que desarrollarán el resto de las hojas de la planta. Su morfología es simple, ovalada o acorazonada y no se parece a la hoja verdadera de la planta ni en su forma, su tamaño, ni en su coloración. Sin embargo no todos los cotiledones de todas las plantas son iguales. En ocasiones, un ojo experto puede diferenciar una planta de otra mirando sus cotiledones. La vida de estas primeras hojas es corta. Puesto que cuando la planta ha desarrollado hojas para abastecerse de energía los cotiledones se caen.

Las semillas contienen el embrión que dará lugar a toda la planta. Estos embriones ya tienen los cotiledones esbozados. Cuando la semilla empieza a germinar los cotiledones crecerán con las reservas de energía almacenadas en la semilla. Gracias a ellos la plántula obtendrá el resto de la energía necesaria para empezar a dar hojas verdaderas mediante la fotosíntesis que llevan a cabo los cotiledones.

Los cotiledones del pino se parecen a las hojas adultas.

Los cotiledones del pino se parecen a las hojas adultas.

En leguminosas y otras plantas como los frutos secos los cotiledones adquieren una función diferente. Durante la germinación de la planta los cotiledones se quedan bajo la tierra y actúan como tejido de reserva de energía mientras la plántula está todavía en crecimiento. Estás plantas se dice que tienen un desarrollo hipogeo (los cotiledones debajo de la tierra). Las que presentan los cotiledones fuera de la tierra al germinar se denominan epigeas.

Todas las plantas tienen cotiledones. Las plantas sin flor, las 4 divisiones que forman las gimnospermas, tienen un número variable de cotiledones, aunque siempre se presentan en número mayor que 2. Por otra parte las plantas con flores (las angiospermas) presentan un número bajo de cotiledones. En la separación de las gimnospermas de las angiospermas éstas adquirieron la característica de tan solo dos cotiledones, pero más desarrollados.

El nombre de angiospermas corresponde en la actualidad a la División taxonómica Magnoliophyta. Durante la historia de la clasificación de las plantas se ha utilizado la presencia o no de estas primeras hojas para diferenciar grupos de plantas. La aparición de cotiledones es un carácter evolutivamente antiguo puesto que está presente en todas las plantas. La división de Magnoliophyta en sus orígenes contaba con 2 cotiledones. Las dicotiledóneas han sido un grupo taxonómico durante mucho tiempo. En la actualidad gracias a las técnicas modernas de filogenética se ha visto que está compuesto por varias clases, siendo Magnoliopsida la más importante y las tradicionales dicotiledóneas. La taxonomía de estos grupos todavía es algo discutida por lo que los taxones pueden variar de un autor a otro.

La otra gran clase dentro del grupo de Magnoliophyta es Liliopsida, anteriormente llamadas monocotiledóneas. Las monocotiledóneas sí forman un grupo monofilético, por lo que según algunos autores se denomina Monocotyledoneae. Su característica más relevante es que su embrión presenta un único cotiledón. Las monocotiledóneas evolucionaron a partir de las dicotiledóneas en un momento muy temprano de la historia del taxón. Perdiendo una de sus dos hojas embrionarias en el proceso. Mmuchas de ellas son de interés comercial, como todos los cereales o gramíneas.

Categorías: Fisiología Vegetal