Biología

Inicio Botánica Partes de la semilla

Partes de la semilla

Publicado por Ramón Contreras

Las semillas son el órgano mediante el cual los vegetales se dispersan y reproducen. Este órgano tiene la capacidad, pues, de regenerar una planta completa. Para ello cuenta con varios tejidos diferenciados que le permitirán la totipotencia celular y la energía apropiada para empezar a crecer hasta que las raíces y las hojas sean capaces de generar su propia energía y recolectar nutrientes. A pesar de que las semillas son el método más extendido de diseminación de plantas existen otros medios que emplean algunos vegetales para dividirse, aunque son de tipo asexual, por lo que genéticamente no generan nuevos individuos.

Cuando el óvulo es germinado por un gameto masculino en las flores se empieza la formación de la semilla. De la unión de los dos gametos se forma la parte más importante de la semilla, el embrión, que desarrollará toda la planta. El embrión se puede dividir en cuatro partes. La radícula es un esbozo de la raíz principal que ya está formada en el embrión a la espera de germinar. En el lado opuesto de la semilla a la radícula encontramos la plúmula, que es a su vez el tejido germinal que dará lugar a toda la parte foliar. Entre ambos se encuentra el hipocotilo, un tejido estructural que funcionará como tallo para alejar la plúmula del suelo y alcanzar la luz. Además también están presentes en la semilla los cotiledones, o solo uno dependiendo de si la planta es dicotiledónea o monocotiledónea. La función de los cotiledones es funcionar como hojas, realizando la fotosíntesis, hasta que las hojas verdaderas sean generadas y puedan generar energía suficiente para la planta.

Además del embrión las semillas han de contar con otros tejidos que les ayuden a desarrollarse y a mantenerse durante la época desfavorable. El endospermo que se encuentra tocando al embrión es un tejido de reserva de nutrientes del que el embrión se aprovechará para empezar a formar tejidos de raíz y hojas, una vez esté empezando a germinar. Las sustancias de reserva suelen ser grasas, aceites principalmente, o albumina. El endospermo se forma a partir de uno de los dos óvulos presentes durante la fecundación. Mientras que uno dará lugar al embrión el otro, no fecundado, dará lugar al endospermo, que será pues un tejido haploide

El episperma es la capa más exterior y cumple funciones de protección de la semilla. Dependiendo de la especie vegetal el episperma puede tener un número variable de capas. Muchos vegetales cuentan con 2 capas: la testa, que es la capa exterior y una capa interna denominada tegmen, ambas capas son secas y en algunas especies puede reducirse a tan solo una capa celular. En las especies vegetales, gimnospermas, que cuentan con 3 capas se denominan: la sarcotesta que es una capa carnosa y blanda, que frecuentemente almacena aceites aromáticos, la esclerotesta una capa de tipo leñosa y la endotesta. Las variaciones en la epitesta son un carácter taxonómico que se usa por ejemplo para catalogar semillas de yacimientos arqueológicos. El episperma durante la germinación cumple también funciones de absorción de agua.

Categorías: Botánica