Biología

Inicio Fisiología Animal Grupos sanguíneos raros

Grupos sanguíneos raros

Publicado por Ramón Contreras

La asignación de grupos sanguíneos es uno de los métodos más comunes que existen para clasificar a las personas dependiendo de las características de las proteínas que expresan en la membrana los glóbulos rojos de la sangre. Hay dos sistemas principales el Rh y el AB0, ambos han sido explicados en posts anteriores de La Guía 2000. El sistema AB0 fue descubierto por el Dr. Landsteiner en 1901, por lo que ganó el premio Nobel de Fisiología o Medicina. Este descubrimiento revolucionó la cirugía y las transfusiones. Permitiendo crear cuatro grupos A, B, AB y 0 (cero) que permitían asegurar que las transfusiones no provocarían una reacción inmunológica con consecuencias letales.

Los grupos sanguíneos están basados en proteínas de membrana de los globulos rojos de la sangre.

A día de hoy existen un total de 32 sistemas para diferenciar grupos sanguíneos descritos. Los dos últimos descritos han sido publicados en el Nature (2012), el anterior a ellos se publicó hace más de una década. Se llaman Junior y Langereis y se conocían desde hace varias décadas, por los problemas de incompatibilidad sanguínea feto-madre que causaban. Sin embargo no ha sido hasta la caracterización de las proteínas de membrana que se han incorporado a la lista de la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre (que recoge todos los datos conocidos sobre todos los grupos sanguíneos y los comparte con el mundo en su página web). Bryan Ballif, de la Universidad de Vermont, investigador encargado del proyecto que ha descrito estas dos nuevas proteínas encargadas de nuevos grupos sanguíneos asegura que deben quedar unos 10 o quince grupos más por caracterizar, puesto que se conoce que existe un problema de compatibilidad en esos casos, pero no se sabe que proteína es la culpable.

Estos grupos sanguíneos son muy minoritarios, por ejemplo se calcula que hay algo más de 50.000 personas en Japón del grupo Junior negativo, aunque esto sea una milésima de la población, tienen los mismos problemas que una persona del grupo A cuando recibe sangre del grupo B, solo que su grupo sanguíneo al no estar estudiado y desconocerse, sufre la incompatibilidad con todos los grupos sanguíneos que se guardan en los Bancos de sangre y tejido y en los hospitales para emergencias. Esta gente no puede ser atendida sin riesgo para su vida hasta que se conozcan las características de su grupo sanguíneo, al menos, tan bien como los grupos A, B o cero.
Los grupos sanguíneos suelen estar repartidos de forma geográfica, por lo que algunos de estos raros grupos sanguíneos son característicos de una región, etnia o de etnias con un origen común. Como el grupo sanguíneo Diego, característico de aborígenes americanos y nor-asiáticos. Otro, por ejemplo se llama Kell, más frecuente en el norte de europa y el grupo Duffy está más presente en descendientes africanos. Incluso hay uno que se llama Luterano, aunque no tiene nada que ver con la religión y sí con la superfamila de las inmunoglobulinas. Pero no hay que creer que por tener un grupo de estas características se es más de una etnia o menos.

Estos dos nuevos grupos Junior y Langereis se han identificado además como proteínas mediadoras en resistencia a cáncer, por lo que existe un valor añadido a su descubrimiento, puesto que puede ayudar a entender y combatir el cáncer.

Categorías: Fisiología Animal