Biología

Inicio Evolución Selección natural y otras formas de evolución. ¿Qué entendemos hoy por evolución?

Selección natural y otras formas de evolución. ¿Qué entendemos hoy por evolución?

Publicado por Javier García Calleja

Así pues la evolución funciona porque la selección natural ejerce una fuerza, un apresión que selleciona a aquellos organismos más dotados de entre todos los nacidos.

De todas formas, existen muchas especies que han desarrollado un modo de reproducción que favorece más el número de descendientes que su adaptación. Peces como el arenque ponen millones de huevos. La mayor parte de los alevines son devorados, independientemente de sus cualidades individuales y, afortiori, de las cualidades que hubieran podido tener caso de llegar a la edad adulta.

Acaro

Acaro

Aquí, la selección natural favorece sobre todo la fecundidad: al aumentar la capacidad de reproducción, se multiplican cuantitativamente las posibilidades de supervivencia del linaje.

La evolución es ciega.

A veces, ese mecanismo de selección conduce al desarrollo de caracteres que no tienen ninguna utilidad para el individuo. Consideremos la vida de un pequeño parásito: Un acaro del género Adactyelidium. La hembra fecundada se adhiere al huevo de un Thrips (pequeño insecto que ataca la vid y los cereales) que constituirá todo su alimento hasta su muerte. Cuarenta y ocho horas después de haberse adherido, produce entre seis y nueve huevos que hacen eclosión en el interior de su cuerpo. Las larvas, de cinco a ocho hembras y un macho, se alimentan del cuerpo de su madre. Dos días después, alcanzan la madurez y el único macho copula con sus hermanas. El cuerpo de la madre ya no es más que un envoltorio cuyos tejidos han sido digeridos. Las larvas abren en él unos agujeros y las hembras salen en busca de un nuevo huevo de Thrips para repetir el proceso. El macho, por su parte, muere unas horas después, sin haber intentado alimentarse. Existen incluso especies próximas en las que el macho no ve nunca la luz porque sale del huevo en el interior del envoltorio leguminoso de la madre, copula con todas sus hermanas y muere incluso antes de nacer.

Sin embargo, debe decirse que esos animales están «maravillosamente» adaptados. Como todos los parásitos que viven aislados, para sobrevivir tienen que multiplicarse muy rápidamente y en gran cantidad. Esto es lo que permite esta forma de reproducción tan peculiar.

LA EVOLUCIÓN DE LA PALABRA EVOLUCIÓN

Actualmente, cuando se habla de teoría de la «evolución», se habla de las teorías que explican el origen de las especies por transformación del mundo vivo. Sin embargo, en el siglo XVIII, la palabra «evolución» designaba los procesos del crecimiento del óvulo fecundado hasta el adulto. Se inscribía en una concepción completamente fijista y creacionista de la especie. Darwin no utilizó este término en El origen de las especies. El filósofo inglés Herbert Spencer (1820-1903) fue el principal responsable del cambio de significado. Pero él continuaba las especulaciones de la filosofía romántica alemana. Una misma «ley de evolución» explicaría, a la vez, el desarrollo de cada individuo y la transformación de las especies en el transcurso de los tiempos geológicos. Una evolución que debía ir en el sentido de un progreso determinado, lo que no siempre se ha admitido para la historia de las especies.

Categorías: Evolución