Biología

Inicio Evolución ¿Qué son los fósiles vivientes?

¿Qué son los fósiles vivientes?

Publicado por Ramón Contreras

Se calcula que la vida empezó hace unos 4.000 millones de años. Desde entonces las formas de vida que han poblado el planeta Tierra han evolucionado, dando lugar a nuevas especies y extinguiéndose otras. Con el transcurso de las edades geológicas han existido un número de especies enorme, puesto que al evolucionar una especie era sustituida por los miembros de la nueva especie fruto de su evolución. Sin embargo, existen especies que parecen haberse quedado paradas, evitando el proceso de evolución, al menos durante algunos millones de años. Estas especies se adaptaron a un entorno ecológico, un nicho, que se ha mantenido prácticamente inalterado desde entonces, lo que ha permitido que la especie no evolucionase para adaptarse a condiciones cambiantes en su medio ambiente.

Estas especies (que no los individuos), que comenzaron su andadura en el planeta hace millones de años y aún hoy siguen sin alteraciones se denominan fósiles vivientes. Esto es debido a que son extremadamente parecidas a especies que encontramos en el registro fósil, y en ocasiones se consideran la misma especie aunque hayan sufrido algunas pequeñas variaciones.

El valor de estas especies para el estudio de la tierra en tiempos pasados es importante, puesto que los fósiles convencionales, los que se han petrificado, solo pueden contarnos como eran las estructuras duras de los seres vivos, pero poca cosa sobre como era su respiración o su digestión.

Estas especies en su mayoría las encontramos, lógicamente, entre los grupos de seres vivos más antiguos del planeta. Aunque encontramos especies “fosiles vivientes en todos los grupos de seres vivos”. En animales podemos nombrar en osteíctios y condroictios, peces (los esturiones) y tiburones (tiburón duende y tiburón anguila), así como crustáceos (cangrejo de cacerola) y otros invertebrados (se consideran fósiles vivientes a varios géneros enteros de insectos, que en total suman más de 100 especies actuales). Aunque encontramos también reptiles (como los cocodrilos), aves (la sapayoa) y mamíferos como ratones marsupiales o el castor de montaña.

También encontramos fósiles vivientes entre las plantas, tal vez el más famoso de ellos sea el ginko o las secuoyas, que cuentan con algunos de los seres vivos más antiguos del planeta también (con individuos de cerca de 9.000 años).

La primera noticia sobre las especies fósiles vivientes la dio C. Darwin en su libro “El origen de las especies” hablando del ornitorrinco. Pero fue el celacanto, alrededor de 1940, el que amplió la visión que se tenía de estas especies. El celacanto es un pez del mesozoico (hace más de 65 millones de años). En la actualidad existe casi sin alteraciones respecto a su forma de aquella época. Sin embargo, parece que han surgido nuevas especies que han evolucionado a partir de los celacantos mesozoicos. Normalmente las nuevas especies ocupan el nicho ecológico de la especie predecesora. En el caso del celacanto la especie primitiva logró sobrevivir hasta el presente mientras diferentes poblaciones de la misma especie evolucionaban a formas más modernas, permitiendo compararlas para ver la evolución de primera mano.

Categorías: Evolución